para y separa ecoembes

10 consejos divertidos para que los niños reciclen jugando

Es muy común que cada vez más gente se sume al cuidado del medio ambiente. Una de las medidas que son más fáciles y asequibles de tomar es la del reciclaje. Además, no requiere que salgas de casa para poder aportar tu granito de arena a nuestro planeta. Los peques pueden beneficiarse de un aprendizaje temprano sobre reciclaje para que lo asimilen desde una temprana edad pero no siempre están por la labor. Desde La Diversiva os proponemos unos consejos para que los niños aprendan jugando, sin que les suponga un esfuerzo añadido.

1. Salir de picnic

Naturaleza en familia, un planazo con el que disfrutar todos juntos visitando zonas de llamativa flora y observando la fauna que habita en ella. Sin embargo, los desechos tras la comida pueden suponer un problema a la hora de reciclar. Se pueden llevar bolsas de los diferentes colores de los contenedores o simplemente escribir cada color sobre bolsas de basura normales para que los peques adivinen dónde va cada cosa. De este modo, asocian cada desecho con el grupo al que pertenece y el color del contenedor que le corresponde.

 

2.Concurso de preguntas y respuestas

Una forma muy divertida de que los niños aprendan dónde va cada cosa es organizar un pequeño concurso en el que tendrán que responder correctamente varias preguntas sobre reciclaje. El premio lo dejamos a tu elección, pero si te quedas sin ideas sobre qué preguntas hacer os dejamos por aquí este cuestionario sobre este tema en el que ponemos a prueba los conocimientos sobre reciclar.

 

3.Ruleta de colores

Con un montón de objetos de fácil reciclaje frente a los peques, puedes decir un color al azar entre el rojo, amarillo, verde o gris. En ese momento, los participantes deberán correr a por un objeto que encaje con el color del contenedor al que debería ir. Es un juego ideal para que desarrollen sus conocimientos sobre el tema en grupo.

 

4.Recoger la mesa juntos

Lo ideal sería que los peques acompañen a madres y padres mientras recogen los desechos después de cualquier comida o evento. De esta manera, los pequeños pueden ir indicando a los adultos en qué cubo de basura va cada cosa. Con esta actividad reforzamos los conocimientos de los niños y, además, se les puede valorar positivamente cuando acierten para reconfortarlos a la vez que siguen expandiendo sus conocimientos sobre reciclaje.

 

5.Cuadrantes de valoración positiva

Como con muchas otras actividades, los peques podrían tener un cuadrante y por cada día que reciclen adecuadamente se señalaría con una pegatina, por ejemplo. Si pasado un tiempo, toda la semana o todo el mes, tienen un balance positivo se les podría bonificar. Así se refuerzan valores como el compromiso y la constancia.

 

Igualmente, también se puede reforzar la parte artística de los pequeños mediante manualidades con objetos que ya no vamos a usar como botellas de plástico, cartones o tapones.

 

6. Manualidades con papel higiénico

Las vacaciones de Navidad son un momento genial para realizar divertidas manualidades con los peques y si aprovechamos para enseñarles la importancia del reciclaje, mucho mejor. Por ello, desde La Diversiva os traemos las instrucciones para hacer diferentes figuras navideñas reciclando el cartón de los rollos de papel higiénico.

Si quieres ver cómo crear estas figuras paso a paso puedes verlo en este artículo de La Diversiva.

 

7. Juegos de puntería

Las botellas de plástico son ampliamente usadas a diario pero, a menudo, no son desechadas en el contenedor correcto. Cuando se reúna un gran numero de botellas de este tipo en casa, e incluso de diferentes tamaños, se pueden usar para que los peques practiquen su puntería: bolera, tiro al blanco… ¡Y si se pintan, mejor que mejor!

 

8.Lapiceros de botellas o tetrabricks

Con cualquier botella o tetrabrick se puede construir un buen lapicero para los colores de los niños. Solo hay que cortar por el tamaño que prefiráis dichos envases y decorarlos a su gusto. Con todo esto hecho, ya tenemos lapicero nuevo.

 

9. Mercado

Los peques pueden crear su propio puesto de mercadillo para exponer sus manualidades anteriormente hechas. Además, podemos pintar y decorar tapones de botellas para que hagan la función de monedas. De este modo, aprovechamos un montón de materiales para que los peques se diviertan y evitamos arrojarlas al contenedor que no le pertenece.

 

10. Bolos

¿Bebéis yogur líquido en casa? Sus envases son ideales para también decorarlos y disponerlos en forma de bolos. Con una pelota grande podemos jugar para ver quién hace pleno o semipleno. Cuando os canséis de jugar, recordad que estos envases irían al contenedor amarillo.

Las manualidades son otro tipo de reciclaje. ¡Todo puede reutilizarse si le echas imaginación! Desde La Diversiva animamos a que todos nos subamos al tren del reciclaje y así, de una manera u otra, aprovechemos lo que nos rodea y nuestras opciones para mantener nuestro planeta, la naturaleza y el medio ambiente lo más limpio posible.

Evidentemente, madres y padres también pueden tener sus dudas. No hay de que preocuparse, para eso se puede visitar la web de Ecoembes y empaparse de todo lo relacionado con el reciclaje, donde también proponen divertidas actividades interactivas para los pequeños.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *