Cómo hacer un divertido muñeco moldeable

Aprende a hacer un divertido muñeco moldeable para que sea una original manualidad que puedas realizar con tu hijo o hija en casa. Es muy fácil, económico y lúdico. Y es un bonito regalo para cualquier edad. De la mano de Saturna Manualidades.

Estos muñecos moldeables tienen efecto relajante, anti-estrés o sensoriales como a Saturna les gusta llamarlos, ya que con la imaginación y la colorterapia podemos conseguir el efecto deseado.

Vamos a necesitar:

-globos de colores
-harina
-embudo de plástico
-cuchara mediana
-botella de plástico pequeña
-pinza de madera
-cola blanca
-rotulador negro
-ojos de plástico
-restos de lana
-tijeras

Empezamos con la tarea de inflar el globo, solamente un poco, dependerá del tamaño que quieras el muñeco. Saturna no aconseja muy grande. Una vez hecho le introducimos el embudo de plástico y sujetamos con la pinza de madera para que no se nos escape.

Ahora tenemos que ir llenándolo de harina, bien con una cuchara pequeña o el otro método sería llenar la botella de plástico de harina y decantar la harina dentro del globo. Con paciencia y cuidado, ir amasando el globo hasta que quede uniforme y redondito.

Si ya lo tenemos, entonces quitamos la pinza y el embudo y procedemos a hacer un nudo. Ya está la base del muñeco moldeable, ¡compruébalo; es un gustazo!

Vamos a decorarlo. Saturna es una enamorada de los ojos de plástico adhesivos y movedizos, así que os los recomiendo, dan un efecto muy simpático y desenfadado. Son fáciles de encontrar, o también tienes la opción de crearlos y o pintarlos con la ayuda del peque. Tan sencillo como recortar unos circulitos de papel blanco, pintar su iris y pestañas, por ejemplo. Puedes añadir boca, sonrisa, pecas o mejillas.

Ahora, con los restos de lana y unas tijeras nos ponemos a cortar los mechones del pelo. Si tienes de diferentes colores mejor va a quedar. El truco consiste en hacer un manojo de hilos, un nudo en el centro, pegar con la cola blanca y dejar que caigan sobre el globo.

Saturna sugiere que le podéis cortar un poco del sobrante del nudo del globo para que quede más redondo y estético.

Pues ya está listo. Es tan sencillo que no te conformarás con uno solo. Ya verás.

Espero y deseo que esta sencilla manualidad os sirva de nuevo para un desenfadado rato con vuestros peques. Y siempre, claro, con un fin: risas y satisfacción.

En este artículo, más breve, he optado acompañar las instrucciones con un gracioso vídeo explicativo, que seguro os facilita la tarea. Mis agradecimientos a la página Naran Xadul.

Hasta pronto Saturnin@s. Saludos cósmicos.

Si deseas más información sobre Saturna.Manualidades, visita su página en Facebook o bien su blog en La Diversiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *