Bebé con su madre. Freepik

El boom de las actividades naturales para bebés

Queridas y adoradas mamás y papás, os pido un gran favor…

Os ruego mil disculpas por el favor que os pido, pero desearía veros disfrutando al sol, o en vuestra cama en pijamita, de las risas de vuestros bebés o si están más creciditos, de vuestros retoños. En este ciclo de mi autoformación continua, me dedico a observar a quienes me rodean, en este momento, muchas mamis de bebés o embarazadas.

Es sorprendente ver a mamás estresadas por llevar a su bebé al yoga, a los masajes, a la piscina, etc. ¡No quiero contaros cómo están esos bebés! Sé de sobra que además se esfuerzan muchísimo para poder llegar a todo, y todo eso lo hacen por el bienestar de sus bebés, por eso hoy quise dedicar estas palabras a que sean conscientes que lo que más necesitan sus bebés por encima de todo es a su mamá, demostrado científicamente. Os dejo este video con uno de los muchos experimentos que avalan la crianza con apego.

 

 
El favor que os pido es el siguiente: Dedicaros una semana a observar los ciclos de vuestro bebé, cuando está más irritado y cuando está más juguetón. Por ejemplo: Mi bebé por la mañana tiene un despertar sonriente y sin hambre, nos podemos tirar hasta dos horas jugando, con masajes y haciendo gimnasia. A partir de las 19:00 horas no le gusta ir en coche, solo desea estar en casa. Ir en fular le apasiona, pero estar en el fular y yo sentada en casa no le gusta demasiado, en restaurantes colocado mirando a sus hermanos sentadito en mis piernas y su barriguita sujeta con el fular le apasiona.

Cuando observéis las preferencias de vuestro bebé, potenciarle sus gustos, reír con ellos, vibrar de emoción con ellos y sobre todo, disfrutad tiempo de calidad con ellos. Si deseamos cambiar el mundo, hay tres pilares básicos:

1. Cambiar la forma en que nacemos.

2. Cambiar YO.

3. Sentir agradecimiento por todo, absolutamente por todo lo que tenemos.

Yo he vivido la crianza de un hijo disfrutando de cada momento y de otro hijo en que una situación económica complicada me hizo tener que irme a trabajar y no poder estar con él tiempo de calidad, pues cuando estaba a su lado, estaba pendiente de otras cosas, y eso me llevó a una depresión que puso la guinda al pastel.

Sé que no es fácil vibrar de emociones positivas y constructivas siempre, solo se requiere práctica diaria, y te garantizo que se vuelve muy sencillo. No digo que el yoga no sea bueno, la piscina recomendable o la gimnasia con vuestros bebés puede resultar excelente, solo os sugiero que elijáis una opción o dos, y ¡practicarla cada día! Esto os hará fuertes de espíritu y mente y sobre todo expertos en vosotros.

Os agradecería un fuerte abrazo consciente, para cada uno de vuestros hijos.

¡Feliz día!

Ana María Fdz Díaz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *