¿Te gustaría saber hacer un aire de fruta?

En esta ocasión Saturna y sus peques gastronautas han aprendido nuevas técnicas de cocina; ha sido muy interesante y divertido. Vamos a hacer una de las técnicas de Cocina Molecular, Texturas Aéreas. Suena muy cósmico, ¿verdad?

Con esta actividad los peques y no tan peques… comparten emoción al ver las reacciones moleculares de los alimentos al manipularlos. Conocerán la importancia de las medidas y la precisión para confeccionar las recetas, de otra manera sería imposible llevar a cabo.

EMULSIÓN DE AIRE DE NARANJA CON CHOCOLATE

Necesitamos:

– Dos naranjas
– 50 ml de agua
– 50 ml de zumo de naranja
– 2 cucharadas soperas de chocolate a la taza
– Canela
– 1 cucharada de Lecitina de Soja en polvo
– Un exprimidor
– Jarra medidora
– Batidora eléctrica y recipiente
– Jeringa de 60
– Cacerola
– Cuchara de madera y cuchillo
– Flores comestibles

Tenemos dos naranjas, las partimos por la mitad y exprimimos su pulpa para sacar zumo, con mucho cuidado de no romper la cáscara que después nos servirá de recipiente.

Retiramos el zumo obtenido y lo guardamos en la jarra medidora. Si tiene mucha pulpa, sería conveniente colarlo.

Con ayuda de un adulto y un cuchillo, cortamos el culo a las cáscaras de naranja, para que tengan mejor base.

¡Procedemos a hacer el chocolate! ¡Esto les encanta! En una cacerola ponemos a calentar unos 50 ml de agua, y otros 50 ml de zumo de naranja. Añadimos las dos cucharadas de chocolate en polvo o a la taza. Una pizca de canela. Y a remover con la cuchara de palo, para que no se nos hagan grumos ni se nos pegue.

En unos cinco minutos debería espesar. A los diez, apagar el fuego.

Ahora viene el momento estrella de la actividad, pues a Saturna se le ocurrió la fantástica idea de rellenar las cáscaras de naranja con una gran jeringa. Tendrán que succionar de dentro de la cacerola y con cuidado, verter en la naranja, sin mancharla. Este proceso, se repetirá las veces necesarias… jajaja.

Una vez rellenas, retiramos y dejamos enfriar.

Vamos a hacer la Espuma o Aire de naranja. Saturna consiguió que esa genial espuma tuviera la consistencia necesaria a la tercera… Así que no desesperéis si no os sale bien a la primera, cuando ya lo consigues, es una gozada poder recoger la espuma con una cuchara y no cae, dura hasta cuatro horas.

En el recipiente de la batidora, echamos 100 ml de agua y 100 ml de zumo de naranja y una cucharada sopera de Lecitina de Soja. Sin la Lecitina, sería imposible crear la espuma. Es el secreto de la fórmula de esta emulsión con textura aérea.

Batimos fuerte al fondo y vamos moviendo el brazo de la batidora en diagonal, hasta hacer muuuuuuchhhaaaaa espuma.

Retirar la espuma con MIMO y una cuchara y dejar CAER encima de las naranjas con chocolate. ¡¡¡Ya tenemos la receta de AIRE de FRUTA!!! Pruébalo. Además, está muy bueno, su textura es innovadora y su sabor y olor es a naranja.

Saturna no podía terminar así su receta, necesitaba ponerle color y seguir sorprendiendo a los peques Gastronautas, entonces llega el momento de las flores comestibles, muy fáciles de conseguir hoy en día. Para que no se nos aplaste la espuma, Saturna aconseja las flores pequeñitas como mini-pensamientos, flor de borraja, petunias…

Vais a ver cómo les gusta, es una experiencia nueva, comerlas y degustarlas.

La decoración de la naranja, ya dependerá de la creatividad del Gastronauta.

Deseo que os complazca la receta, su proceso, elaboración e ingestión.

Un saludo cósmico.

 

Puedes consultar otros ingeniosos artículos en el blog de Saturna Manualidades de La Diversiva.

Si deseas más información o conectar con Saturna.Manualidades. en Facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *