Escribe los términos y pulsa intro

Cómo abordar el coronavirus con nuestros hijos

Cómo abordar el coronavirus con nuestros hijos

El estado de alarma decretado por el gobierno de nuestro país en los últimos días en relación a la pandemia del coronavirus ha generado una situación excepcional en nuestras vidas y por ende en nuestros hogares que nos repercute a todos, especialmente a los más pequeños, que de repente han visto cómo sus rutinas han cambiado abruptamente.

La importancia de informar

Por ello, resulta imprescindible explicarles, con un lenguaje sencillo adaptado a su edad y nivel de comprensión, qué es este virus y los motivos por los que debemos quedarnos en casa durante unas semanas. De este modo, será más fácil que puedan adaptarse a esta nueva situación y cumplir con las medidas que las fuentes oficiales nos aconsejan.

Conocer todas estas cuestiones va a hacer además que disminuyan los sentimientos de miedo e incertidumbre, evitando que ellos comiencen a hacer suposiciones y a establecer conclusiones erróneas y/o catastróficas sobre lo que está ocurriendo. Por eso también es importante que les permitamos hacernos preguntas sobre el tema y resolvamos sus dudas y miedos. Siempre de una forma realista, sin caer en el positivismo extremo ni en el alarmismo.

Para explicar qué es el coronavirus y cómo prevenirlo a nuestros pequeños, y por supuesto para informarnos los adultos, es fundamental que recurramos a la información ofrecida por fuentes oficiales, como el ministerio de Sanidad, la OMS (Organización Mundial de la Salud) o aquellas que elaboran los hospitales públicos.

Entre otras muchas, hay una aplicación de Internet que podemos descargarnos desde nuestros smartphones, denominada ‘EpidemiXs: Coronavirus‘, elaborada por un grupo de expertos sanitarios de reconocido prestigio con el apoyo de hospitales, colegios de médicos y centros de investigación. En ella se ofrece información de calidad dirigida a profesionales y ciudadanos, recomendaciones contrastadas sobre el tema y se desmienten bulos que circulan por Internet. También hay un apartado específico en el que se ofrece información concreta sobre cómo informar a los niños y consejos para las familias.

Una buena forma de explicar a nuestros hijos estas cuestiones, en especial a los más pequeños, es mediante cuentos o historias. El Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid, en colaboración con la Editorial Sentir, ha elaborado un cuento gratuito ‘Rosa contra el virus‘, para explicar de manera sencilla a niños de entre 4 y 10 años qué es el coronavirus y cómo gestionar las emociones asociadas al mismo.

Cómo abordar el coronavirus con nuestros hijos

Pincha para descargar

De la misma manera que es importante explicar esto, lo es enseñarles a emplear adecuadamente las medidas de prevención. Para lavarse las manos correctamente y durante el tiempo necesario, podemos enseñarles los pasos mientras cantamos su canción preferida.

Efectos psicológicos del confinamiento

Posiblemente, a medida que pasen los días de confinamiento, los niños comenzarán a acusar el tiempo de aislamiento. Al privarles del ejercicio y actividad física característico y necesario en la infancia (o al menos de todo el que les gustaría disfrutar), es comprensible que se muestren algo más rebeldes o irritables. El aburrimiento, el cambio en sus rutinas habituales, y nuestro propio estado de ánimo (que captan con una facilidad pasmosa) también son factores que indiscutiblemente les afectan.

En este sentido, es importante que podamos reconocer y aceptar estas emociones en nuestros hijos, para así poder validarlas y que ellos las comprendan y reconozcan también, con frases como: “Entiendo que estás cansado de estar en casa, pero no puedes hacer esto.”. A continuación podemos ofrecer una alternativa: “¿Te apetece que hagamos esto otro?”.

En momentos de mucha tensión, nerviosismo o estrés, podemos recurrir a técnicas de relajación infantil que les ayuden a manejar estos sentimientos de una manera más sana. Cambiar de escenario o habitación, y/o diseñar una especie de rincón o espacio para la calma en su habitación también puede ayudarles en este sentido.

Afrontando el día a día en casa

Para intentar paliar en la medida de lo posible estas cuestiones, aceptando y asumiendo que son totalmente comprensibles y que en algunos momentos y días tendrán lugar, ofrecemos una serie de recomendaciones para las familias:

1. Establece rutinas: procura que tus hijos lleven un ritmo de actividades diarias similar cada día, tal y como hacían cuando iban al colegio. Cuando se levanten, dedica unos minutos para comentarles cómo os vais a organizar el día. Esto les ayudará a sentirse más seguros y tranquilos. Generalmente, los niños están más dispuestos a colaborar de lo que pensamos. Incorpóralos en aquellas tareas domésticas en las que estén preparados para ayudaros (siempre sin riesgos y bajo supervisión adulta), como poner la lavadora, descargar el lavavajillas, hacer las camas, hacer de “pinche” en la cocina, etc. Esto les hará sentirse útiles e importantes, además de estar aprendiendo tareas que fomentan su autonomía personal.

2. Evita hablar continuamente del COVID-19, o escuchar noticias relacionadas con el mismo. Sabemos que es importante estar informado sobre la evolución del virus y sus consecuencias, pero es recomendable acotar esa búsqueda de información a uno o dos momentos del día (en el telediario de la mañana y/oe la noche, por ejemplo), en lugar de estar permanentemente enganchados a la televisión.
Si los niños están en el salón con nosotros, van a escuchar también esas noticias constantemente (y a nosotros comentándolas), lo que puede contribuir a un mayor grado de miedo o preocupación por su parte.

3. Dedícales tiempo presente: no te limites a ofrecerle tareas y actividades en solitario o con sus hermanos. Establece diariamente un espacio de tiempo para hacer varias actividades en familia: dibujar, leer cuentos, cantar y bailar canciones, hacer manualidades, jugar a juegos de mesa, etc.
Seguro que hay muchas cosas que en otros momentos te hubiese gustado hacer con ellos y no has podido por falta de tiempo. Esta es la oportunidad para ello.

4. Mantened contacto social a distancia: el estar confinados en casa no quiere decir que no podamos hablar y ver mediante videollamadas a nuestros seres queridos. Dentro de la rutina habitual, dedica todos los días un tiempo para que tus hijos hablen con familiares: abuelos, tíos, primos… y puedan contarse cómo les ha ido el día. También podéis hacer vídeos para sus amigos del colegio, o llamarlos directamente a través de los padres. ¡Os garantizamos que esto último puede hacerles especial ilusión!

5. Procura organizar algún plan “especial” frecuentemente: como hacer un bizcocho o galletas, ver una película todos juntos con palomitas, disfrazarse, hacer un teatro, etc. Ofréceselo de manera atractiva el día previo, les ayudará a salir de la rutina y mantener cierta ilusión.

 

Artículo realizado por

Gloria Martín Higueras, psicóloga clínica de Vitalis Care.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies