Escribe los términos y pulsa intro

"¡Adiós y gracias por todo!"

Qué bello es vivir

» La gratitud no sólo es la más grande de las virtudes, sino que engendra todas las demás»
Cicerón

Mi amiga Rosita era un niña muy especial: alegre, divertida, ingeniosa… Pero sobre todo lo que más le caracterizaba era su educación: sus padres le habían enseñado, y muy bien por cierto, a agradecerlo todo. Hasta tal punto que venía a jugar a mi casa y siempre se despedía con el mismo soniquete. Venía a preguntar por mí y, aunque yo no estuviese, ella siempre se despedía con su misma frase «adiós y gracias por todo». Dicha frase quedó en mi casa, incluso en mi familia como despedida habitual, con un cariño especial hacia quien con tanta dulzura nos la decía siempre.
Hace algún tiempo leí que no era recomendable exigirles a los hijos el agradecimiento, las despedidas…, que debían salir del niño, ya que de lo contrario forzábamos comportamientos, que a posteriori podían ser rechazados; y ¿ qué queréis que os diga? Pues que como dice mi amigo Juan, en su estado de whatsapp, por favor y gracias son palabras mágicas.
En mis clases, hay veces que algún niño o niña viene a dar un recado y entra, sin decir nada y sin más, lo da. Siempre les digo lo mismo: «Pom – Pom, seño, ¿puedo pasar? Vengo porque, quiero… Venga, inténtalo de nuevo». A ellos, lo que parece una broma, les hace mucha gracia, pero es curioso, una vez que lo dicen , es raro que al marcharse no me den las «Gracias». ¡Qué trabajito nos cuesta en general: saludar, agradecer, solicitar, despedirnos! Me vais a disculpar, pero soy partidaria de enseñarlo y recalcarlo. No creo que el respeto esté pasado de moda. De hecho, cada día nos quejamos de la crisis de valores tan grande que tenemos, pero nos hemos preguntado ¿por qué hemos llegado aquí? Desde casa podemos hacer mucho en este sentido, y ¿por qué no lo hacemos?
Vamos por la vida corriendo y apenas conocemos a nuestros vecinos. Cuando saludo por las mañanas a veces me miran como un bicho raro y que mis hijos lo hagan les hace gracia. Pues no, las formas son necesarias y no cuestan trabajo. No llegaré al extremo de solicitar que el alumnado se ponga de pie cuando entra un profesor (debate muy actual por otra parte), pero el respeto y la educación son muy importantes.
Os dejo ‘tres minutitos de nada’ con un conocido, José Iribas, para que leáis lo que de positivo tienen dichas fórmulas:
Escoge la gratitud.
Es cierto, ¡qué bien nos sentimos cuando decimos las cosas de forma agradables!
Este martes tuve una tutoría con la Seño de mi hijo, que está en Primero y una de las cosas que más me llamó la atención fue esto que nos dijo: es importante que inculquéis ahora determinados valores: de educación, de autonomía, de esfuerzo, de lectura… Porque aunque creamos que no siempre se hagan, esto no va en saco roto. Es como la planta que continuamente cuidamos, la regamos, le quitamos las hojas secas, la cambiamos de sitio para que le dé más la luz… Esto que ahora estamos iniciando llegará un momento que automatizarán y seguirán haciéndolo. Nos dijo que no nos olvidáramos de explicarles por qué queríamos que lo hicieran y lo contentos que estábamos cada vez que lo conseguían, pero si una vez se les olvidaba, que se lo recordásemos y si lo hacían mal, deben saber que no lo han hecho correctamente: cuidado, los refuerzos deben ser inmediatos y mejor que no sean materiales. Hay mil formas de premiar dichas conductas.
Igual puede suceder que no sabemos cómo enseñar estas palabras agradables a nuestros hijos y/o alumnos. Aquí tenéis este bonito cuento de ‘Daniel y las palabras mágicas‘.
Como no podía ser de otra forma, esta semana viene algo por lo que os van a dar las gracias y os pedirán que, por favor, volváis a repetirlos: Roscas o Donuts:
Ingredientes:
– 150 g de Harina de Fuerza
– 100 g de Harina de repostería
– 40 g de azúcar
– Media cucharadita de sal
– Levadura fresca, un dadito
– 115 g de agua templada
– 1 huevo batido
– 20 de mantequilla a temperatura ambiente
Elaboración:
Se calienta el agua, templándola y se mezcla con la levadura. Poco a poco se va vertiendo el resto de los ingredientes sin dejar de batir con un tenedor. Una vez hecha la masa, dejamos elevar en un recipiente cubierto con un paño hasta que doble su tamaño (entre una y dos horas).
Pasado este tiempo estiraremos la masa y realizaremos pequeñas bolitas (de unos 5 cm., si vas a usar un corta pastas). Aquí podemos hacer dos cosas: dejar la bolita elevar tal cual o con ese tamaño, estirarla y con un cortapasta cortarlas redondeada y hacerles ya el agujero del centro. En ambos casos, las dejaremos que vuelvan a elevar, esta vez entre media hora y una hora completa.

Receta de donuts

Pincha para ampliar

Receta de donuts

Pincha para ampliar

Si hemos hecho las bolitas, ahora les daremos forma de rosca; si elegimos la otra opción, ya las tenemos preparadas: freiremos en aceite de girasol a temperatura media (cuidado que se queman rápidamente). Quitamos el exceso de aceite y los terminaremos de diferentes maneras:
– con una glasa de azúcar: 200g de azúcar glas con 4 cucharadas de agua. Calentar hasta que se forme la glasa.
– con relleno: crema de chocolate de nuestra marca favorita, con crema pastelera, de natillas…, y después los rebozamos en glasa.
– cubiertos con chocolate (300g de chocolate de cobertura con 50 de aceite de girasol, derretir en un cazo y bañarlos) y los adornamos con fideos de colores o similares.
Os aseguro que el resultado es muy bueno y con seguridad, pasaréis una tarde de lo más dulce.

Receta de donuts

Pincha para ampliar

Receta de donuts

Pincha para ampliar

Creo que tenemos que mejorar nuestras habilidades sociales y con ellas, las de nuestros hijos/alumnado. No se trata de un currículum, pero igual sí, de una asignatura pendiente.
Y como no podría ser de otra forma: «¡Adiós y gracias por todo!»
Que os vaya bonito.
Maribel B.
@_MaribelBP

Descubre otros artículos de colaboración en la sección de Maribel B. en La Diversiva

Descubre otros consejos y artículos interesantes sobre la formación de nuestros peques en el blog de Educación de La Diversiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies