Escribe los términos y pulsa intro

  Esta actividad ya ha finalizado

Algunas ideas para ahorrar en la vuelta al cole

muchas mochilas online

Ahorrar en la vuelta al cole es posible, pero, sobre todo, es indispensable. Este es año de cambios de legislación educativa, lo que impedirá en algunos casos reutilizar libros de texto de años anteriores. No obstante, hay un buen montón de gastos añadidos en los que sí se puede economizar. Es cuestión de organizarse.
1. Hacer la lista completa de todo el equipo. Una vez el colegio haya transmitido todo lo que niñas y niños van a necesitar para el curso, se hace una lista. Lo primero, separar lo que se puede aprovechar de cursos anteriores de lo que es necesario adquirir. O sea, lo primero: reutilizar todo lo que se pueda. En un segundo paso, conviene distinguir lo urgente de lo que no lo es. Posiblemente haya elementos que no se vayan a necesitar de inmediato, lo que significa que se puede retrasar su compra, ya que es obligatoria. Los libros de lectura, por ejemplo, se pueden intercambiar, sacar de la biblioteca, repartir la compra entre varias familias
2. Organizarse con otras familias. Todos los niños y niñas de una misma clase comparten programa; por tanto, es posible reunirse y hacer compras en lote: material de papelería, libros, uniformes, también ropa… Lo que sea. Un pequeño encuentro basta para ponerse de acuerdo. Crear vínculos con otras madres y padres es bueno a lo largo de todo el curso y beneficia a las propias hijas e hijos. Se puede comenzar por una alianza económica y continuar con apoyo al estudio o en las extraescolares, o para hacer una excursión. Hay mucho campo de acción en la colaboración. Otro beneficio importante de trabajar en equipo: cuatro familias bien organizadas pueden suponer la eliminación del coste por transporte escolar, siempre que cada una se comprometa a recoger y llevar al cole por turnos un grupo de chicas y chicos.
3. Patear calle. Mejor invertir un poco más de tiempo en informarse de precios que pagar a ciegas en una tienda sin saber si cien metros más allá el 10% de lo que gastamos se nos quedaría en el bolsillo. Importante: revisar Internet; comprar online puede ser muy barato. Unas cuantas familias organizadas pueden comprar lotes que tendrían una muy buena línea de descuento en determinadas webs. Hay algunas que ofrecen envío gratis.
4. ¿Marcas? No es necesario. Lo primero de todo es primar la calidad, por supuesto. Pero esto no significa que solo se encuentre en las marcas, y entre las conocidas, las más caras. No hay ningún motivo para pagar mucho más por un producto similar a otro que no se anuncia por televisión. Lo importante de verdad es que las niñas y niños vayan equipados exactamente con lo que necesitan y que cada cosa sea la apropiada.
5. Becas y ayudas. Informarse bien. Las hay de comedor, de transporte, para compra de libros... Lo primero es informarse. En el colegio, para empezar. En la web de la Junta de Andalucía hay una sección (enlace: AQUÍ).
6. Atención a ofertas, rebajas, oportunidades… Nunca hay que quedarse con el primer precio. Llega el momento de mirar catálogos, publicidad, folletos, atender esos incordiantes pop-ups en la navegación diaria… De pronto se puede encontrar una buena rebaja en la mochila; hay que aprovecharla.
7. Mirar los portales de intercambio de material escolar o compras de segunda mano. Cada vez están más extendidos y las familias usuarias muestran un buen nivel
de satisfacción.
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies