Escribe los términos y pulsa intro

Consejos sobre autoestima y rendimiento escolar: cuando te quieres, puedes

Consejos sobre autoestima y rendimiento escolar: cuando te quieres, puedes

Generalmente, el alumnado con buen rendimiento escolar correlaciona con tener una buena autoestima. Estos estudiantes tienden a confiar en sus competencias, dado que esto es causa-efecto (sé hacer- apruebo), y a sentir autoeficacia.

La autoestima académica (como se valora en la situación escolar) es muy importante dentro de la autoestima global.  Los niños y niñas que tienen un buen desempeño escolar, por lo general no presentan problemas de autoestima, y sienten autosatisfacción, también en otros ámbitos. Ante bajo rendimiento escolar, en cambio, se tiende a presentar una baja motivación por aprender, desciende el esfuerzo, se quedan con una sensación de frustración por sus experiencias de fracaso, se sienten poco eficaces y se evitan desafíos escolares.  Normalmente estos alumnos y alumnas presentan una autoestima baja.

En el caso de lograr algún éxito tienden a atribuirlo a causas externas (suerte, facilidad de la prueba…) y los fracasos a causas intrínsecas (no puedo, no soy capaz,….), con lo que estas atribuciones tienden a empeorar su autoconcepto con un alto costo emocional, siendo el freno al desarrollo de la autoestima.

En concreto, estudiantes con dificultades de aprendizaje (problemas en la lectoescritura, del lenguaje, concentración….) tienden a presentar rendimientos bajo o muy inestables, y muchas veces, experimentan fracasos escolares. Su autoestima se aprecia disminuida debido a esas experiencias de fracaso repetidas.

El fracaso escolar supone que los problemas de rendimiento escolar y consiguiente baja autoestima y ansiedad generada no solo le afectan al alumnado, sino que también repercuten en su núcleo familiar. Éstos a su vez reaccionan de tal manera que en ocasiones agravan el problema, con castigos, retiro de afecto o desvalorización.

Si la familia es exigente, crítica o etiquetadora correlacionará con descenso de interés, bajará su autoestima y estará en constante actitud negativa por la baja opinión que se tiene. Si la familia apoya al niño niña mostrándole confianza en sus competencias (sean las que sean, es importante aceptarlo) y dándole apoyo necesario, a pesar de mostrar dificultades, se logrará mantener una autoestima adecuada.

Por lo tanto,  una respuesta adecuada desde el contexto escolar y familiar logrará evitar que se produzcan efectos emocionales secundarios a las dificultades de rendimiento escolar. Si es necesario reconducir u obtener estrategias en el ámbito familiar para paliar una situación similar a la que hemos comentado, no dudes en contactar con Centro Te Motivan.

Artículo elaborado por Rocío Gómez Carrillo, directora de Te Motivan, centro especializado en Málaga para niños con dificultades y sus familias.

MÁS INFORMACIÓN:

– Conoce a través de este reportaje de La Diversiva cómo es el Centro Te Motivan Málaga.

– Consulta otros artículos y consejos sobre psicología infantil en nuestro blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies