Escribe los términos y pulsa intro

Consejos para enseñar a los peques a hacer las tareas de casa

Consejos para enseñar a los peques a hacer las tareas de casa

Colaborar en casa es una tarea y una responsabilidad de todos los miembros de la familia. Nuestros pequeños también tienen que saber que deben ayudar a mantener la casa limpia y ordenada. A veces, esta tarea de enseñarles cómo tienen que hacer sus labores es complicada. Por ello, hoy te traemos una serie de consejos para que los niños y niñas aprendan a echar una mano en casa.

1- No imponer. Cuando los niños son pequeños, entre los 2 y 3 años, debemos invitarles a realizar pequeñas tareas. Si los obligamos a que se vistan solos o hagan su cama, puede que provoquemos justo lo contrario que buscamos y el pequeño reaccione con un rechazo. Es preferible darles la oportunidad de querer ser como el resto y estimular su interés.

2- Asignar una pequeña lista de tareas diarias según la edad y madurez. Las tareas nunca deben suponer un esfuerzo que reste tiempo para realizar sus deberes o jugar. En niños de entre 3 y 4 años podemos pedirles tareas sencillas y necesarias como que se vistan, se pongan el pijama o dejen la ropa sucia en el cesto de la colada. A medida que crezcan iremos sumando responsabilidades progresivamente.

3- Anotar las tareas. Ver siempre por escrito qué hay que hacer ayuda a toda la familia a recordar las responsabilidades que cada uno tiene y así no dejar nada atrás.

4- Acompañar y guiarles durante el proceso. Explicarles con un lenguaje positivo qué, cómo, cuándo y por qué deben realizar sus tareas. Las explicaciones deben ser breves y claras.

5- Ser modelos a seguir. Los pequeños tienden a imitar lo que ven hacer a los adultos, así que es un buen modo de aprovechar la oportunidad de mostrar un comportamiento que queremos que ellos repitan.

6- Recompensar. El refuerzo positivo es fundamental tras realizar una conducta para que ésta se vuelva a repetir, pero siempre recompensas inmateriales como un elogio, un beso o realizar una actividad juntos.

7- No hacer por ellos lo que ya pueden hacer solos. No podemos acostumbrar a los pequeños a hacerles las cosas que ellos mismos pueden hacer, ya que de esta forma no aprenden.

8- No buscar la perfección. Hay que tener en cuenta que al ser pequeños tienen una motricidad limitada, por lo que si derraman o no hacen correctamente la tarea que les hemos mandado, es algo totalmente normal.

9- Sin gritos ni malos modos. Los gritos nunca enseñan la conducta que deseamos que realicen nuestros hijos ni nos dan mayor autoridad. Los gritos y las malas formas paralizan y restan credibilidad. Además, crean inseguridad en los pequeños.

10- Paciencia. Este consejo es el más importante de todos: la paciencia para enseñar a nuestros peques es la clave tanto para ellos como para los mayores. Ellos van a un ritmo más limitado, por lo que tenemos que adaptarnos al ritmo que marquen y no caer en la desesperación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies