Escribe los términos y pulsa intro

Consejos para fomentar el consumo de frutas y verduras en los peques

frutas niños

Uno de los grandes quebraderos de cabeza para los padres es lograr que sus peques coman más piezas de frutas y verduras de manera más habitual. Sin embargo, en la actualidad, su consumo por parte de los niños es bastante escaso.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda consumir un mínimo de cinco raciones de frutas y verduras al día, ya que reduce el riesgo de desarrollar distintas enfermedades como obesidad, enfermedades cardiovasculares, algún tipo de cáncer, hipercolesterolemia, diabetes tipo 2, entre otras.

Las frutas y verduras son una enorme fuente de vitaminas, sales minerales, fibra dietética, antioxidantes y agua. Los más pequeños necesitan de todos estos nutrientes para el correcto crecimiento y desarrollo de su organismo. La falta de estos provoca que se debilite el sistema inmunológico, y pueden provocar en la edad adulta problemas digestivos, anemias, obesidad, trastornos cardiovasculares, etc.

Así pues, la importancia de fomentar el consumo de fruta y verdura en los niños, además de por su elevado valor nutritivo, es por la importante necesidad de instaurar desde la más tierna infancia hábitos alimentarios saludables.

Los hábitos alimentarios adquiridos cuando son pequeños son mantenidos generalmente en la edad adulta, por lo que es necesario incidir en una buena educación nutricional para enseñar sobre cómo debe ser una adecuada nutrición.

Estas responsabilidades recaen sobre varios actores distintos. Por un lado, los padres juegan un papel importantísimo en la educación de sus hijos, pero no hay que olvidarse del tiempo que pasan en los colegios. Por ello, es de gran importancia poseer una buena educación alimenticia desde una edad muy temprana; así como concienciar a todo el rango poblacional (padres, abuelos, hijos, …) de la gran relevancia de seguir una dieta variada y equilibrada.

También los colegios han de contribuir a ello. En los comedores escolares se pueden ofrecer platos vistosos y apetecibles de verduras, al igual que utilizar diferentes técnicas culinarias para que a lo niños les resulte más atractiva la comida.

Todo ello tiene el objetivo de despertar las ganas y la curiosidad de los niños por el consumo de verduras. En los postres, se debería ofrecer una o varias piezas de fruta todos los días, de manera que se obtenga el hábito de comer fruta fresca, en lugar de abusar de los postres lácteos ricos en azúcar como se hace normalmente.

Pero, sobre todo, los padres tienen un papel esencial en la educación alimentaria de sus hijos y, por tanto, en fomentar el consumo de fruta y verdura en los niños.

Desde Consumidores Al-Andalus Málaga nos dan una serie de consejos a seguir, para que lo peques de la casa adquieran un hábito de comida saludable:

1.Dar ejemplo a los niños con el consumo de fruta y verdura

Los niños aprenden también por medio de la repetición de lo que sus padres hacen. Por tanto, una de las maneras más efectivas de lograr inculcar el consumo de frutas y verduras en los niños es dar ejemplo e incluir de forma más habitual en casa platos con verduras y fruta fresca de postre o a la hora de la merienda. De esta manera, los niños verán como algo normal y habitual el consumo de este tipo de alimentos, disminuyendo así su rechazo hacia los mismos.

2. Involucrar a los niños en la elaboración de las comidas y en la compra de alimentos saludables

Otra de las maneras de mejorar la relación de los niños pequeños con los alimentos vegetales es hacerles partícipes tanto en el cocinado como en la compra de los alimentos. Los niños se divierten mucho en la cocina así que, ¿por qué no preparar con ellos unas croquetas de brocoli o una pizza casera con vegetales, una ensalada, o un postre divertido y bonito hecho con frutas? Asimismo, permitir a los pequeños que participen en la elección de las verduras en el supermercado puede lograr un mayor gusto y apetencia por estos alimentos.

3. No hay que forzar, sino que hay que ir introduciendo los nuevos alimentos en comidas que les gusten 

Una de las claves es no forzar, castigar, ni premiar a los hijos para que coman los nuevos alimentos, ya que será contraproducente. Para fomentar que prueben nuevas frutas y verduras, estas se deben incorporar con alimentos o recetas que ya consuman y les gusten. Por ejemplo: bañar las frutas con un poco de chocolate fundido u ofrecer las verduras dentro de una pizza o con un poco de sofrito de tomate casero. Al final, con tal de comerse el chocolate, el trozo de pizza o el sofrito acabarán probando las frutas y verduras correspondientes. Otro modo sería, por ejemplo, mediante una brocheta de frutas.

4.Una misma comida para toda la familia

Es primordial que todos los miembros de la familia coman lo mismo y que no haya excepciones para nadie (excepto si hay alguna alergia, intolerancia o contraindicación).

5. Hay que explicar al peque la importancia de comer frutas y verduras

También, es recomendable explicarles de forma simple a los más pequeños de la casa la importancia de comer frutas y verduras para tener un buen estado de salud a corto y a largo plazo. Aunque sean niños, estos valorarán y serán capaces de entender los mensajes, por lo que esto ayudará a fomentar un mayor consumo.

Teresa Martín de la Hinojosa Molina

Secretaria General Consumidores AL-ANDALUS MALAGA

malaga@fed-alandalus.es

Teléfonos: 952 21 35 40 y 951 70 99 53

Puedes aprender muchos más consejos en nuestro blog de Consumo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies