Escribe los términos y pulsa intro

Consejos para visitar un enclave arqueológico con niños

ArqueoRutas actividades para niños

Con el verano llega el buen tiempo y las merecidas vacaciones. Es una época para descansar y aprovechar el tiempo libre, hacer deporte, leer u organizar un viaje o una escapada en familia a algún lugar al que siempre se ha tenido ganas de ir.

Últimamente está cogiendo fuerza y de forma especial en estas fechas el llamado turismo cultural y natural como alternativa o complemento al tradicional turismo de sol y playa. Visitar un monumento, un paisaje, un yacimiento arqueológico o degustar la gastronomía resulta cada vez más atractivo y no solo para los adultos, también para niños y niñas, como forma de conocer la esencia, la identidad y el pasado de su patrimonio, de un lugar concreto.

En Málaga y su provincia tenemos la suerte de contar con una gran cantidad de patrimonio por descubrir. Si nos limitamos exclusivamente a su patrimonio arqueológico, esta lista es muy amplia y repleta de yacimientos de primer orden que merecen ser visitados de forma responsable.

Muchos de estos yacimientos se encuentran puestos en valor, por lo que para coordinar su visita simplemente hay que contactar con el propio yacimiento o con la oficina de turismo de la localidad en el que se encuentre. También son varios los profesionales y empresas las que organizan rutas y guías por distintas zonas de la provincia que podrán complementar la información dada en los distintos enclaves o llevarnos a aquellos que no cuentan con un centro de interpretación o de recepción de visitantes.

Pero tenemos que tener en cuenta que estos bienes son extremadamente frágiles y que, aunque están protegidos por ley, es la sociedad la que debe concienciar a las nuevas generaciones de la necesidad de la protección de su patrimonio que, además, puede convertirse en motor económico del territorio si se gestiona de forma sostenible. Para ello, es necesario inculcar a los niños el respeto y amor por su pasado a partir de su conocimiento, con el fin de que sean conscientes de la necesidad de su conservación para el futuro, aportando valores de identidad, de historia y estética a su comunidad insustituibles si se perdieran.

Una vez tengamos claro nuestro destino, si este se encuentra en el campo, para visitarlo nos debemos vestir con ropa y calzado adecuado para ir lo más cómodo posible. No se nos puede olvidar una gorra para que el sol no nos dé directamente en la cabeza, así como evitar las horas de máxima exposición a este. Recordar siempre llevar agua a mano y no estará de más echar en nuestra mochila una crema de protección solar y, sobre todo, una buena cámara de fotos para no perder detalle del día.

Durante la visita se deben de seguir en todo momento una serie de indicaciones básicas, que también debemos transmitir a los peques de la casa. Algunas de ellas pueden ser:

– Seguir las instrucciones del personal del enclave.

– No beber ni comer salvo en los lugares habilitados para ello.

– No arrojar al suelo ningún elemento o envoltorio relacionado con comida en zonas no habilitadas para ello. En todo momento utilizar papeleras o, si no las hubiera, llevar con nosotros alguna bolsa en la que poder desechar los residuos hasta llegar a algún contenedor de basura. No tirar nada que pueda dañar el entorno.

– No se debe circular fuera de los itinerarios establecidos y se deben utilizar los caminos y pasarelas habilitados.

– No pisar y/o tocar las estructuras y restos arqueológicos de los yacimientos ni recoger materiales de ellos.

– Respetar la vegetación/fauna existente en el entorno.

Y cuando se termine la visita, es recomendable disfrutar de la gastronomía, las vistas y las gentes del lugar al que se haya ido, con lo que seguro la jornada será inolvidable.

PATRIMONIO ARQUEOLÓGICO PARA VISITAR EN MÁLAGA CON NIÑOS

Adjuntamos la relación de solo algunos de ellos, imprescindibles para entender nuestro pasado:

Los Yacimientos Arqueológicos de la Araña (en la barriada malagueña de la Araña), la Cueva de la Pileta (Benaoján), los Dólmenes de Antequera (Antequera) o Peñas de Cabrera (Casabermeja), por citar solo unos pocos enclaves prehistóricos, constituyen un vivo ejemplo del paso más temprano del hombre por nuestras tierras.

De época fenicia nos resultará más difícil disfrutar de los numerosos restos que estos grandes comerciantes dejaron por nuestras tierras, pues la mayoría no se encuentran puestos en valor, aunque muchos de los materiales recuperados en sus excavaciones los encontraremos en el Museo de Málaga y el MVVEL de Vélez Málaga. Se puede contactar con la Sociedad Amigos de la Cultura de Vélez-Málaga (SAC Vélez) para concertar con ellos alguna visita guiada por los enclaves de la zona.

La presencia íbera destaca en Cerro de la Tortuga, Málaga, yacimiento no valorizado y actualmente olvidado por las administraciones públicas; en el yacimiento de la Plaza de la Constitución de Cártama, que pronto contará con su museo arqueológico, o los Castillejos de Teba, un importante ‘oppidum’ o poblado fortificado en el que hace poco se han reiniciado sus excavaciones.

La llegada de Roma nos ha dejado restos tan significativos como el Teatro Romano de Málaga, la ciudad romana de Acinipo (Ronda), la Villa Romana de Río Verde, las Termas de la Bóveda de Marbella o la villa romana de la Finca del Secretario en Fuengirola; así como las termas romanas de Alameda y las de Canca en Álora. El Museo Arqueológico de Antequera (MVCA) cuenta entre su magnífica colección arqueológica con la tumba de Acilia Plecusa, una importante matrona de la vecina ciudad romana de Singilia Barba.

De época medieval no podemos dejar de visitar Bobastro (Ardales), el Castillo de la Estrella (Teba), el Castillo de Álora , el Castillo de Vélez Málaga, la Alcazaba de Málaga y la de Antequera.

Málaga contiene innumerables riquezas que merecen ser descubiertas. ¿A qué esperas para hacerlo?

Alberto Ortega Ruiz

Historiador e Intérprete de patrimonio. ArqueoRutas Centro Cultural

MÁS INFORMACIÓN: la empresa malagueña ArqueoRutas  organiza visitas escolares en Málaga para que los niños aprendan historia y arqueología.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies