Escribe los términos y pulsa intro

Cosas que quizás no sepas sobre el lagarto más grande del mundo: el dragón de Komodo

Cosas que quizás no sepas sobre el lagarto más grande del mundo: el dragón de Komodo

Hoy os vamos a acercar un poco más a uno de los reptiles más temidos del planeta: el dragón de Komodo ¡Está considerado el lagarto más grande del mundo!

Los dragones de Komodo fueron descubiertos, en 1910, en unas remotas y desconocidas islas de Indonesia y las cuales le dan nombre: islas de Komodo.

Aunque se les conoce como dragones, no respiran fuego ni vuelan, pero sí son animales muy peligrosos. Estos grandes reptiles nacen de huevos, como los pequeños cocodrilos.

Su cuerpo está cubierto por escamas duras y gruesas que lo protegen de todo tipo de peligros. Bajo ellas, se encuentra una malla hecha de pequeños huesos que hacen de armadura. Una estructura que se expande por todo su cuerpo. Cuando son adultos pueden alcanzar los 3 metros de longitud y pesar más de 90 kilos.

Son carnívoros y sus mandíbulas son anchas, fuertes y extremadamente poderosas. Tienen cerca de 60 dientes afilados que utilizan para destrozar la carne de su víctima. Su saliva es muy infecciosa e incluso venenosa, de hecho, cuando muerden a sus presas, la herida se infecta rápidamente y las mata.

¡Son devoradores! Pueden comer hasta el 80% de su propio peso en una sola comida. Pero, eso sí, después de comer tanto deben descansar con largas siestas. Aunque no lo parezcan, también son atletas fantásticos. Trepan a los árboles, son excelentes nadadores y pueden correr a una velocidad de 29 km por hora, ¡impresionante!

Estos grandes lagartos pueden vivir hasta los 50 años, pero la verdad es que no tienden a vivir tanto tiempo; cada día hay menos y menos de ellos. Cada día tienen menos espacio para vivir, y muchos son cazados ilegalmente para ser vendidos en el mercado negro o guardados para su piel. Y otro elemento que los está poniendo en riesgo: la basura.

Y es que, cada año se recolectan millones y millones de toneladas de basura. La mayoría de las personas, como principales entes generadores de estos, no saben dónde termina esta cantidad de basura. No piensan que puedan llegar a lugares tan recónditos, vírgenes y exóticos como lo son la isla de Komodo, el hogar de estos maravillosos dragones.

En Bioparc Fuengirola podrás contemplar una pareja de dragones de Komodo, Reo y Ora. Justo hace un mes Ora, la hembra, realizó una puesta de doce huevos. Estos ahora están en incubación y habrá que esperar a la llegada del mes de marzo para verlos nacer. ¡Qué ganas!

Descubre más noticias de este tipo en nuestra sección de Vida en la selva.

close

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies