Escribe los términos y pulsa intro

Curiosidades sobre el tapir malayo, un animal muy especial

Curiosidades sobre el tapir malayo, un animal muy especial

El tapir malayo, también conocido como tapir asiático, es la más grande de las cinco especies aún vivas de tapir. Esta solo habita en algunas zonas del sudeste asiático, espacios naturales que, debido a la mano del hombre, se hacen cada vez más pequeños y exponen a este animal a su desaparición. De hecho, esta especie se encuentra en peligro de extinción.

Es un animal muy especial. Observarlo te permite conocer mucho de él. Hoy, desde Bioparc Fuengirola os muestran algunas de las peculiaridades que lo hacen un ser único:

Ayuda a la regeneración del bosque. Como herbívoro, el tapir malayo desempeña un papel crucial en el proceso de regeneración de los bosques. Se ha observado que hace de este espacio aún más diverso, ya que son excelentes dispersores de semillas de algunas especies vegetales. Algunas llegan incluso a germinar a su paso por el tubo digestivo.

Tienen un carácter tímido. Nativos del sudeste asiático, desde la península malaya hasta Sumatra, habitan en bosques tropicales, escondido en las áreas interiores. No es frecuente avistarlo en la naturaleza, además suele tener hábitos nocturnos, lo que hace aún más difícil encontrarlo.

¡Las crías tienen una apariencia distinta a los adultos! Estas nacen totalmente diferentes al colorido de los mayores. Las crías presentan un pelaje oscuro, salpicado de manchas y líneas de color blanco que le permiten camuflarse fácilmente. Al cumplir el año, comenzarán a adquirir la coloración típica en adultos, mitad blanco y mitad negro.

Son animales miopes. Ven claramente los objetos que tienen cerca, pero borrosos los más alejados. Por este motivo, compensan su falta de vista con un olfato y oído súper desarrollado.

¡Le encanta el agua! A pesar de vivir en el bosque, necesita tener algún río cerca. Es habitual verlo sumergido para arrancar plantas del fondo, algo que no es un problema para él, ya que usa su peculiar trompa para respirar mientras está en el agua.

El tapir malayo es uno de los mamíferos de los que podrás disfruta en Bioparc Fuengirola. Con binturones y gibones de mejillas doradas junto a su hábitat en el parque, lo observarás bajo la cascada dándose un baño o entre troncos en la orilla.

Conoce más noticias de este tipo en nuestra sección Vida en la selva.

close

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies