Escribe los términos y pulsa intro

El arte de respirar

bebe respirar El arte de respirar


Después de unos meses sin escribir, me gustaría volver con algo tan importante como la respiración, tan necesaria y tan olvidada, sí, sí, aunque pueda parecer imposible, ¡nos olvidamos de respirar con consciencia!
Hoy llevaba un día de mucho correr por varios motivos;
-Mi bebé está en periodo de demanda (va a cumplir diez meses e informa a la fabrica de leche qué nutrientes y cantidad necesita, como si fuera un código morse entre el bebé y nuestro cuerpo) además de estar brotándole su tercer diente, las temperaturas tan altas de estos días (en casa no bajaban de 30 grados ni de día ni de noche)…
-Tenía que llevar a mi hijo mayor a las ultimas compras para su viaje de fin de bachiller.
-Llevar al mediano al río con sus amigos.
– Ah! Y esa costumbre tan arraigada que tenemos de hacer varias comidas al día, necesitar algo de orden y limpieza, y preparar lo necesario para cada salida, jajajajajajaja.
Bueno, pues cuando salía de casa camino del río, casi me meriendo a un vecino, pues también soy la presidenta y acababa de abrir el último recibo del agua y era altísimo, no pude frenarme al encontrarlo en la escalera. (Al volver del río nos cruzamos de nuevo y le pedí perdón por mi actitud por la tarde).
Cuando entré en el coche y me senté al volante, estaba a mil mi corazón, llevo años trabajando tener una actitud positiva y correcta en todo momento y lugar, y no quería volver a despistarme. Así que gracias a que me paré unos segundos antes de arrancar, ¡recordé respirar! ¡Otra vez lo había olvidado! ¡Jajajajajajaja! ¡Esta cabecita mía!

Posiblemente a vosotros no se os olvide respirar, pero a mí se me olvida a veces. Como tenia una hora de coche empecé a practicar, inhalaba con consciencia llevando el aire directamente al centro de energía de nuestro cuerpo, «el vientre», sentía como el aire se distribuía por todo mi ser, como salía de él, y comenzó a llegar la paz a mi mente y a mi cuerpo.
Al principio, como es normal, me costó concentrarme, pero cuando llegue al río, mi bebé me hizo ver lo bien que lo había hecho, siguió dormido al parar (nunca lo hace), pese a todos los baches del camino y, gracias a eso, se me ha permitido retomar volver a escribir en el blog, pues esto ya está terminando y sigue durmiendo la siesta. Jijiji.
Ains, cuán importante es respirar con consciencia, y cuántos beneficios nos aporta y lo olvidamos.
Os deseo una respiración consciente cada vez que os sintáis abrumados, os notéis colapsados, o la ira se esté empezando a instalar en vuestra vibración. Un fuerte abrazo lleno de luz y energía positiva.

PD: Hoy con premio, por causalidad abrí el Facebook y me apareció esta última canción, y decidí buscar más, deseo que os gusten. ¡Muack!

Ana María Fdz Díaz

También puedes leer aquí las colaboraciones de distintas autoras del blog de Vivencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies