Escribe los términos y pulsa intro

¿Cómo elegir la mejor actividad de Tiempo Libre para tus hijos?

¿Cómo elegir la mejor actividad de Tiempo Libre para tus hijos?

Es posible que a veces nos asalte esta duda, y nos perdamos entre tanta oferta de actividades de ocio y al aire libre.

Esto, de entrada, es en realidad algo muy positivo: es una alegría ver tanta variedad de actividades donde elegir, lo que a su vez da la oportunidad de optar por el ocio más acertado.

Sabiendo además que toda actividad, de una u otra manera, puede ofrecer una experiencia enriquecedora.

Pues bien, entonces, ¿por qué actividad de tiempo libre decidirse?

Cierto es que muchas veces el factor económico puede ser decisivo, y lo bueno es que hay opciones muy asequibles de actividades de ocio que proponen experiencias muy recomendables.

También hay que entender que las actividades de Tiempo Libre que requieran más materiales, personal cualificado, infraestructuras, o implican el cuidado de animales, tengan costes más altos.

Algunas de estas actividades pueden ser una inversión más que recomendable, sobre todo cuando la experiencia que proporciona es educativa, más que puramente por diversión.

Por otro lado, a la hora de elegir es muy interesante optar por aquellas actividades que puedan realizarse en familia. El Tiempo Libre en grupo, además de enriquecer por sí mismo, fomenta la cohesión y crecimiento del vínculo entre sus miembros.

En cuanto a la variedad en actividades de ocio y Tiempo Libre, dos puntos contrapuestos a valorar:

Por un lado, si tu hija o tu hijo destaca o le apasiona un área como pueda ser la música, las tecnologías o los deportes, no dudes en elegir una actividad en esa línea, pues esto puede ayudarle a potenciar sus competencias, capacidades y motivación en torno a dicha área, lo cual es muy beneficioso.

Pero al mismo tiempo recuerda que, siguiendo las tres «d» del Tiempo Libre, las actividades sanas de ocio son aquellas que procuran un descanso, una diversión y un desarrollo o formación adecuado?.

Esto quiere decir que si tu hija o tu hijo pasan mucho tiempo sentados, o en casa, elige algo movido, o de aventura, o en contacto con la naturaleza. Y si hace mucho deporte o algo más movido, puedes probar con algo creativo, artístico, literario

La clave está en elegir una actividad que divierta, por supuesto, pero que al mismo tiempo pueda ofrecer nuevas experiencias que expandan sus competencias, a la par que le procuren un descanso de lo que le resulte más monótono y rutinario.

Por último, algunas cuestiones más a tener en cuenta a la hora de elegir una actividad de ocio y Tiempo Libre:

– La curva de aprendizaje:

Algunas actividades de Tiempo Libre son más sencillas, y otras requieren un tiempo de aprendizaje. Elegir de vez en cuando una más compleja es muy interesante, pero es bueno ir poco a poco, y no meterse de lleno en una actividad que requiera muchas habilidades que aún no tenemos asentadas. Es mejor ir poco a poco, dejarnos guiar por los profesionales, y comenzar con un acercamiento a la actividad, aunque de entrada pueda resultar más aburrida, pero que nos permita afianzar destrezas que más adelante utilizaremos.

– Cultivando el espíritu artístico:

También en esa línea del «esto me aburre», creo personalmente que algunas actividades son inmensamente beneficiosas, como pueden ser las de carácter artístico, aunque de entrada, quizás por la presión social, un niño no quiera escogerlas. Dialogar, intentar convencer o mediar para que se anime a escogerlas puede ser algo que agradezca en el futuro, o que le ayude a desarrollar habilidades para su día a día.

– No existe el riesgo cero:

Cualquier actividad de Tiempo Libre puede conllevar cierto riesgo, por la sencilla razón de que el riesgo cero no existe. Pero todas se pueden realizar con gran seguridad, pues están preparadas para ello.  Las actividades llamadas de multiaventura, por ejemplo, son un acercamiento a los deportes de riesgo, pero es un acercamiento asequible por todos. A la hora de elegirlas tenemos que comprender que su esencia no ha de ser la de pasar un mal rato por el miedo, sino todo lo contrario: debe suponer una experiencia de aprendizaje de destrezas y de confianza en las mismas, así como en el material y en los profesionales que nos acompañan.

– Una buena empresa es aquella que se comunica:

Como participantes, siempre tenemos derecho a que nos informen bien de todo: cómo se va a desarrollar la actividad, qué necesitamos, qué pasos conlleva. Asegúrate de que proporcionan esto de manera clara, y sin titubeos.

– La profesionalidad de los profesionales:

Confiar en el monitor de la actividad es imprescindible, y hay que dejarle hacer aunque no entendamos del todo los pasos que está dando (él es el especialista). Pero esto no quita que sí podamos reclamarle al monitor si no está siendo respetuoso, o si su lenguaje no es adecuado con respecto a la edad de los participantes.

– Las actividades medioambientales han de ser medioambientales:

Los animales, en actividades en contacto con estos, deben estar en condiciones adecuadas para ellos. No somos expertos, y es posible que no sepamos exactamente cuáles son esas condiciones, pero siempre se puede preguntar, pues así también podemos aprender algo más sobre estos.

Entrada elaborada por JaviMowgi, profesional del Tiempo Libre y redactor en el blog de educación formal y no formal La Invención del Fuego.

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies