La lluvia de estrellas más famosa del verano, las Perseidas, podrán verse en su máximo esplendor la noche del sábado 12 al domingo 13 de agosto, aunque serán visibles hasta el 24 de agosto.  Este fenómeno coincide este año con la luna menguante.

Valdrá la pena contemplar las estrellas fugaces, ya que las Lágrimas de San Lorenzo también producen bolas de fuego bastante brillantes. Las horas en las que mejor se podrán ver en el Hemisferio Norte serán en las previas al amanecer, aunque ya se podrán observar a partir de las 22 horas.

Para ser testigo de este fenómeno con tus peques, desde La Diversiva te aconsejamos que lo mejor es dirigirse a un lugar sin contaminación lumínica, sin nubes y alejado de núcleos urbanos y llevar una linterna con luz roja. También hay que tener en cuenta que las estrellas pueden aparecer en cualquier momento y, seguramente, pasarás mucho rato sin ver ninguna, por lo que los niños deben tener paciencia.

La mejor posición para ver las Perseidas es tumbados, para ello provístete de una tumbona o silla de playa para estar cómodos en la larga espera. No te dejes engañar por las temperaturas veraniegas, supone estar mucho rato al aire libre en altas horas de la noche y será necesario que llevéis ropa de abrigo.

Curiosidad:

Según la IGN, la lluvia de estrellas puede superar los 50 kilómetros por segundo, alcanzando hasta los 200 meteoros por hora.

En La Diversva encontrarás diferentes planes para compartir tiempo juntos en familia.

Suscribete a nuestro newsletter