Escribe los términos y pulsa intro

Mi experiencia con el fular tejido

Fular para porteo de bebés

Deseo compartir mi experiencia de portear con el fular Amazonas. Muchas mamis me comentan que es muy complicado de colocar y que por eso eligen la caboo o las diferentes mochilas.
Realmente solo requiere rodaje, en cuanto te lo pones tres veces seguidas ya vas siendo más rápida a la hora de colocarlo y la diferencia entre el fular y la mochila es que el fular se adapta a cada parte del cuerpo de nuestro bebé, por eso vienen con rayas de distintos anchos y colores, para ajustar cada zona. ¿Qué ventajas tiene para mí respecto a otros sistemas de porteo? Que al ajustarse al cuerpecito de mi bebé y al mío se reparte el peso de forma homogénea y me da múltiples posibilidades de portear en diferentes posturas, ¡unos 30 nudos diferentes! Incluso sirve de columpio o para la dilatación en el parto, como el otro día comentó una mami en nuestro grupo de mamis conscientes.
A ver… no vamos a negar que si te pasas la mañana limpiando o recorriendo el centro es cansado, si llevas los 9 kilos que pesa ahora Eric de casi 5 meses no voy a pretender no sentir cansancio, ¿no? Jajajajaja.
Llevarlo en el carrito también cansa, a mí siempre me duelen los brazos de esquivar y subir o bajar aceras, y eso que ahora gracias a que Málaga es más accesible hay muchísimas rampas que con mis mayores no existían. Y si te pide brazos no digamos.
Tengo dos hijos mayores, Abraham de 17 y Darío de 12 años, con ellos conocía las mochilas nada ergonómicas, y mi vida habría sido muy diferente teniendo fular. Cuando llevaba y recogía al mayor al cole, bajar el carrito tres pisos sin ascensor y luego subirlos le fastidió muchísimas veces el sueño a mi pequeño.
Mi propósito es desmitificar que es difícil portear con fular tejido; al principio puede parecerlo, pero contando con Auxi y Victoria -expertas asesoras de Chibolito-, es mucho más fácil de lo que podamos imaginar. Ellas están a nuestra disposición para asesorarnos durante nuestra etapa de porteo, con consulta directa, y con los talleres mensuales que realizan, en ellos nos muestran las diferentes formas y sistemas que realmente son ergonómicos y a partir de qué edad y peso son adecuados, no siempre es sano para el esqueleto de nuestro bebé lo que recomienda el fabricante.
Estoy tan satisfecha de mi fular de tejido Amazonas que estoy deseando poder adquirir otro; cuando quiero lavarlo tengo que trasnochar para tender la lavadora, jijiijiij.
A Eric le encanta ir a mi espalda, de vez en cuando me acerco al espejo a decirle cositas y se parte de risa. Y es un amor verlo porteado por su papá y sus hermanos.
Es fascinante aprender nuevos nudos además de los que me invento sobre la marcha, el último lo uso para darle de mamar; estaba desayunando en una cafetería con una amiga y sobre la marcha lo improvisé, es genial para darle el pecho en el bus o cuando voy caminando y poder usar las manos si las necesito, sin incomodar a mi bebé. También he inventado otro para comer mientras estoy en un restaurante. No echo de menos el carrito en ningún momento, me prestaron uno que es como a mí me gustan, alto y fuerte, y lo uso esporádicamente.
Si os gusta portear con fular rígido busco mamis que deseen aprender nudos para que las chicas de Chibolito nos hagan un taller de nudos de fular tejido. Animaos y avisadme con vuestros comentarios por aquí.
En Facebook podéis entrar en el grupo portabebés y porteo Málaga.
PD: Es muy importante saber las normas básicas de porteo, para un porteo seguro. Si te gusta el porteo, hazlo con asesoramiento, por tu bien y el de tú bebé.
Ana María Fdz Díaz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies