Escribe los términos y pulsa intro

Niños obesos, ¿adultos obesos?

sobrepeso

«El mundo tendrá más niños y adolescentes obesos que bajo peso en el 2022». Así lo declara el último estudio realizado por el Imperial College de Londres y la OMS. Un incremento de hasta 10 veces en obesidad infantil y adolescentes en las últimas cuatro décadas. ¿Preocupante verdad? Y seguramente pensarás… “Eso será en Reino Unido, por su exceso de comida basura y lo accesible que es a los más pequeños”. Pues bien,en España según la investigación de la OMS, entre 1975 y 2016, la prevalencia de la obesidad ha aumentado en niños del 3% al 12% y en niñas, del 2% al 8%. Más del 40% de las niñas y niños de entre 6 y 9 años sufre obesidad o sobrepeso, ocupando el segundo lugar de Europa en varones y el tercero en chicas. Nuestra dieta mediterránea ya no funciona o, simplemente, la hemos abandonado.
¿Niño obeso, adulto obeso? Pues sí. No somos conscientes que el excesivo peso en los primeros años de vida de nuestro niño marca su estado de salud en el futuro, ya que está asociado con un mayor riesgo y aparición temprana de enfermedades crónicas como la diabetes tipo 2, que tantas complicaciones trae a nivel físico y posterior deterioro del organismo, con un mayor riesgo de problemas cardiovasculares y distintos tipos de cánceres. Pero este exceso de peso no sólo tendrá efectos en su cuerpo a nivel físico, sino que tiene efectos psicosociales que lo acompañarán durante toda su etapa educativa. Si no ponemos remedio pronto, este niño de mayor será un adulto obeso con un incremento en el riesgo de morbilidad y mortalidad. Pero no sólo debemos preocuparnos de lo que comen, ya que al tratarse de una enfermedad multifactorial hay que analizar todos aquellos factores que llevan al niño a esta situación y si no se pone remedio pronto, la tendencia a acompañarlo toda la vida es más que probable, aumentando el riesgo de sufrir estas enfermedades crónicas.
¿Cómo lo hacemos? Primeramente, creyéndonos que puede ser que nuestro hijo tenga sobrepeso y que debemos actuar. Por ejemplo, analicemos algunas situaciones e incluso creencias que se dan por sentado. Frases como: “Al niño no lo voy a poner a dieta”. “Es que come chucherías porque es un niño”. “Yo intento comer sano, pero a veces como fritos y tengo productos malsanos porque tengo niños en casa”. Son frases que escucho en consulta y que me gustaría no volver a oírlas nunca más. Debemos recordar que sólo por el hecho de ser niños debemos protegerlos con más fuerzas e instaurar lo antes posible los hábitos de vida saludables.
¿Cuál es el patrón de alimentación saludable para un niño? Pues claramente un mayor consumo de verduras y frutas, seguido de cereales integrales, pescados, legumbres y frutos secos. Reduciendo el exceso de bollería industrial y alimentos procesados y disminuyendo el consumo de carne. Y si a todo esto añadimos el ejercicio físico, estaríamos dando la posibilidad a nuestros hijos de tener una carta ganadora contra la obesidad infantil.
Los niños son una población muy vulnerable, están expuestos a numerosos anuncios de televisión dirigidos exclusivamente para ellos. Un escolar español de entre seis y doce años ve 25 anuncios de comida cada día y el 75% son de productos mal sanos, según la OMS. Si vamos al supermercado, la mayoría de alimentos infantiles reclaman su atención e incluso están en una balda accesible para que puedan cogerlos ellos mismos. Y, por si fuera poco, la sociedad y las costumbres no dan tregua. Cuando están en clase tienen numerosos cumpleaños, si van a casa de los abuelos hay una cantidad ingente de dulces y golosinas esperándolos…
Pues bien, este mensaje va dirigido a vosotros, mamis y papis preocupados por la alimentación de vuestros hijos. Luchad contra esta marea que arrastra a todos los niños a su paso, llevándolos hacia el camino de la obesidad. Imponeos y si no tenéis fuerzas, al menos espero daros la información necesaria para ayudaros en este camino de la nutrición infantil. Porque este es el primero de los numerosos artículos que escribiré para ayudaros a fomentar una actitud saludable frente a vuestros hijos.
Jéssica Gutiérrez
Diestista- Nutricionista NºColg AND00713
Salud nutritiva 

Consulta otros artículos y consejos sobre nutrición infantil en nuestro blog.

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies