Escribe los términos y pulsa intro

Para divertirse sin salir de la cocina: galletas de letras

ingredientes básicos para hacer galletas

Una tarde divertida en la que se prepara y se hace una merienda especial: galletas de letras hechas a mano. Acercar a niñas y niños a la cocina y sus secretos es estimulante y educativo, y además es divertido, como sabe cualquier persona adulta .
Ya se sabe que, a muy corta edad, niños y niñas pueden aprender a poner la mesa, ayudar a llevar las cosas de la cocina al comedor y ponerlas en su sitio, y muchas tareas más. Pero normalmente se tiene mucha prevención con su presencia en la cocina. Sin embargo, hay cientos de actividades que se pueden hacer sin ningún peligro de cortarse, pincharse ni quemarse.
Hacer galletas es una de esas preparaciones básicas que se pueden aprender a cualquier edad y que lo tiene todo para gustar: se trabaja con las manos, te puedes reír, manchar de harina la cara, hablar con amigas y amigos, y al final se hace una merienda ideal con todo.
Lo primero es siempre explicar a los participantes qué vamos a hacer y cómo se hace. No hará falta comenzar por definir qué es una galleta, pero sí decirles todos y cada uno de los ingredientes, la proporción de cada uno de ellos y, en la medida de lo posible, por qué esas cantidades. Es decir, si se pone tal proporción de mantequilla-harina, sale esponjoso, pero si se hace de otro modo, te puede salir algo parecido a un trozo de madera que no vamos a poder masticar ni mojándolo en el vaso de leche (si es que cabe).
Lo mejor es siempre utilizar una receta que nos guste, que nos salga bien y que podamos ir explicando paso a paso sin esfuerzo. Es importante mantener la atención de niñas y niños, contar chascarrillos y algún comentario ingenioso y dar mucho espacio a sus preguntas y sus comentarios. El descubrimiento de cómo el polvo de cereal, la harina, se convierte en masa, una materia plástica, moldeable, completamente distinta, al combinarlo con otros ingredientes húmedos y grasos (huevo, mantequilla), y que al final, una vez ha pasado por el calor, se transforma en esa pieza crujiente, dulce y suave, resulta fascinante en la infancia, y es un gran estreno en la cocina.
Conforme la masa esté terminada, son ellos y ellas quienes deben tomar todo el protagonismo. Dependiendo de la edad escolar, puede venir bien tener una hoja con las letras mayúsculas impresas. La idea de las letras es inicial, pero siempre habrá alguna o alguno que tenga la ocurrencia genial: un gatito, una serpiente, un avión, formas inventadas. Es el momento de animarles y también de indicarles que no todo vale: si a alguien se le ocurre hacer un elefante con una bola gorda de masa, lo que le va a quedar es una escultura de masa de galleta… incomestible.
El momento de hornear también es oportunidad para asearse, recoger los trastos, lavar los utensilios y comenzar los preparativos de la merienda. Las galletas se hacen en unos diez o quince minutos dependiendo de la variable de la receta, tiempo más que suficiente para que se pueda preparar todo. Siempre conviene esperar a que se enfríen antes de comerlas. Ese tiempo se puede rellenar planeando otra merienda, con algún juego
Recetas de galletas: AQUÍ

ACTIVIDAD: Juegos en casa. Hacer galletas con forma de letra (o lo que se ocurra).

PRECIO:
Con ingredientes tradicionales, barato.

PARTICIPANTES:
Tantos como quepan en nuestra cocina.

CALENDARIO:
Todo el año, especial días lluviosos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies