Escribe los términos y pulsa intro

Portabebés, lo natural y beneficioso

Porteo de bebés

El bebé necesita saber que su vida no corre peligro, que hay alguien que cuida de él, que no ha sido abandonado en medio de un bosque. La manera en la que el bebé se siente seguro y confiado de que se van a cubrir sus necesidades es a través del contacto. Para tenerlos cerca y a la vez poder desplazarnos se puede llevar al bebé en brazos o utilizar un fular o portabebé.
Al vivir en una sociedad acelerada y en la que impera el progreso olvidamos con facilidad nuestra verdadera naturaleza. Vivimos en una época en que muchas de las costumbres familiares de nuestros antepasados que se han ido perdiendo con el tiempo están siendo recuperadas al redescubrir, tanto de manera científica como intuitiva, su importancia de cara al bienestar en la crianza de nuestros hijos. Uno de estos aspectos es el uso respetuoso de fulares y portabebés.
Al convertirnos en padres y madres, sobre todo la primera vez, el mundo comienza a girar en otro sentido y el ritmo de la vida pasa a ser marcado por las necesidades del recién nacido. Ahí aparecen gran cantidad de dudas y preguntas que tal vez nunca pasaron por nuestra mente, entre ellas: ¿debería coger a mi bebé en brazos cada vez que llore?, ¿si lo cojo se acostumbrará?, ¿lo estaré malcriando? Preguntas que se suman a un largo etcétera de miedos, prejuicios y opiniones de todo tipo que surgen alrededor y que no hacen más que acrecentar las dudas. Es ahí donde tenemos que recuperar nuestra esencia, y es que, aunque en nuestra sociedad ya estemos alejados de los peligros que estaban presentes en la Edad de Piedra, nuestro cerebro nace para desarrollarse en un entorno lleno de desafíos.
Los seres humanos nacemos para ser porteados, es decir, no es un hecho al que los bebés se acostumbren, sino que nacen con esta necesidad y para un niño el contacto es igual de necesario que la alimentación.
¿Qué es un portabebé? Un portabebé es prácticamente cualquier utensilio que nos sirva para desplazar al pequeño cerca de su porteador. Sin embargo hay que tener en cuenta a la hora de utilizar un fular o portabebé que éstos sean ergonómicos, es decir, que respete la postura natural del bebé y del porteador.
La postura correcta del bebé se puede observar fácilmente cuando se coge un recién nacido, vemos que de manera natural mantiene sus piernas flexionadas, donde las rodillas permanecen más altas que su culito. A esta postura se le conoce como la posición ranita. También podemos observar cómo mantiene la espalda arqueada en forma de C. Cualquier portabebé debe cumplir dichos requisitos para ser considerado ergonómico.

Postura correcta en el porteo de bebés

Pincha para ampliar


Para el porteador hay que prestar atención en que el fular o portabebé permita realizar un reparto adecuado del peso, respetando la salud de espalda y cuello.
Hoy en día son numerosos los estudios que afirman los beneficios del uso respetuoso de fulares y portabebés. El contacto aumenta el vínculo afectivo y nos ayuda a escuchar y entender mejor las necesidades de nuestro bebé, lo cual mejora nuestra autoestima como padres y madres. Así desde Chibolito te animamos a descubrir este mundo lleno de ventajas y de mucho amor.
“Si tu bebé no te ve, no te huele, no te oye y no te siente no sabe que existes”.
Chibolito Portabebés
Porteando Vida
Victoria y Auxi
Asesoras en el uso respetuoso de fulares y portabebebés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies