Escribe los términos y pulsa intro

¿De qué trata la psicopedagogía? Y ¿cómo debe ser la evaluación psicopedagógica?

La psicopedagogía y la evaluación psicopedagógica han de ser inclusivas y de calidad

Podemos decir que la psicopedagogía es una ciencia social encargada del estudio de los procesos de enseñanza y aprendizaje, cuyos objetivos principales son el estudio de los procesos de desarrollo cognitivo durante todas las etapas vitales, y si nos centramos de manera más específica en la práctica educativa por ser el tema que nos ocupa, la prevención, detección e intervención en los problemas de aprendizaje, siendo la/el psicopedagoga/o una/un especialista en educación que orienta y apoya la práctica educativa ofreciendo el conocimiento necesario para que el alumnado pueda superar las dificultades que encuentre al afrontar su proceso de enseñanza-aprendizaje.

Por tanto su función principal es apoyar y orientar la acción educativa, ofreciendo criterios de mejora en el diseño, desarrollo, innovación y evaluación de los procesos educativos (Bellido, 2010). Sus niveles de actuación son: individual, grupal, institucional y comunitario.

Sin embargo, esto no nos debe llevar a considerar que la psicopedagogía solo se ocupa de las personas con dificultades de aprendizaje, pues es la disciplina científica especializada en recursos didácticos y pedagógicos que favorecen el rendimiento académico de todo el alumnado así como el bienestar de alumnas/os, docentes, familias y comunidad educativa. De aquí que entre las funciones del psicopedagogo/a en el ámbito educativo encontremos la observación, análisis y registro continuado de las necesidades del proceso de enseñanza-aprendizaje; atención a la diversidad; atención y asesoramiento a la familia; colaboración en la creación de proyectos educativos; ofrecer recursos y materiales didácticos; ofrecer orientación al alumnado y llevar a cabo su seguimiento.

Siguiendo a Cabrera y Bethencourt (2010), quienes realizan una revisión de estudios publicados sobre psicopedagogía, concluyen que las principales funciones profesionales de las/os psicopedagogas/os son el asesoramiento y la realización de adaptaciones curriculares; la coordinación con otros servicios comunitarios; la dinamización de las intervenciones y la mediación; el diagnóstico y evaluación psicopedagógico, la detección y análisis de necesidades; el estudio, análisis y búsqueda de metodologías de investigación psicopedagógica y estrategias de intervención; estudio, análisis y búsqueda de experiencias de innovación en psicopedagogía.

Por su parte, las acciones que desde la psicopedagogía se realizan son las de promoción, referidas a promover la salud en el aprendizaje de las personas favoreciendo el pleno desarrollo de sus potencialidades; la prevención, referida a actividades de detección de factores de riesgo y a la implementación de medidas que contrarresten tales riesgos en el aprendizaje, y la asistencia, referida a la realización de evaluaciones psicopedagógicas e intervenciones sobre las dificultades que puedan darse en el proceso de aprendizaje.

Para intervenir sobre las necesidades, ¿cómo ha de ser la evaluación?

La evaluación psicopedagógica ha de ser inclusiva y de calidad. Debe guiarse por los siguientes principios, tal y como establecen Echeita y Calderón (2014): debe servir para celebrar la diversidad, valorando e identificando el progreso y rendimiento individual de todo el alumnado; ayudar a informar y promover el aprendizaje de todo el alumnado, centrándose en mejorar las prácticas de enseñanza y los modelos organizativos; contar con la participación del alumnado y sus familias; contribuir a la prevención de la segregación, eliminando los procesos de etiquetado.

De esta manera la evaluación psicopedagógica no debe entenderse como una actividad clasificatoria, pues esa no es su función, sino que se trata de un proceso con el que se pretende determinar la respuesta educativa, es decir, qué necesita la persona evaluada para progresar en el contexto escolar.

Por tanto su objetivo no es la identificación del déficit o problema sino identificar las necesidades del alumnado y los recursos del ambiente necesarios para responder a dichas necesidades. La evaluación psicopedagógica está dirigida hacía las características del alumnado, las variables ambientales como el clima del aula, metodología empleada o las exigencias que suponen las tareas escolares, y el efecto de todo ello en el logro alcanzado por el alumnado.

Como decía antes, se trata de un proceso que se caracteriza además por la interdisciplinariedad, así que la toma de decisiones se realiza desde un contexto de colaboración en el que se implican todos los agentes educativos.

Si necesita más información sobre intervención o evaluación psicopedagógica para su hijo/a no dude en consultarnos.

Centro Te Motivan, ¡siempre cerca de ti!

Rocío Gómez Carrillo, directora de Te Motivan, centro especializado en Málaga para niños con dificultades y sus familias.

Puedes consultar otros artículos en nuestra sección de Psicología infantil y familiar.

Lee aquí otras noticias del Centro Te Motivan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies