Escribe los términos y pulsa intro

Consejos para prevenir ahogamientos en niños

Consejos para prevenir ahogamientos en niños

Se acerca el verano y con él el buen tiempo y el calor. También empieza la época del año en la que los adultos deben tomar medidas para proteger a los más pequeños, ya que con el calor extremo y las piscinas y playas surgen nuevos riesgos como los golpes de calor y los ahogamientos. ¿Qué precauciones debemos tener para evitar este tipo de accidentes acuáticos durante el verano?

El ahogamiento es una de las principales causas de muerte en niños y jóvenes en todo el mundo con más de 370.000 fallecidos al año. Debemos tener en cuenta que a nivel mundial los casos más numerosos se producen entre niños de 1 a 4 años, seguidos de los de 5 a 9 años.

Playas, pantanos, ríos o piscinas, vayamos donde vayamos debemos tomar diversas precauciones por el bien de nuestros hijos e hijas. Aquí os dejamos una serie de recomendaciones para cada vez que estemos en un entorno con agua y los peques.

EN PISCINAS

– Lo primordial en la piscina es atender a las normas de seguridad y uso y lógicamente hacer caso al socorrista.

– No dejar que los pequeños se bañen solos, o al menos que el adulto que lo supervise no esté a más de 20 segundos de distancia de él.

– Una de las cosas más importantes, aunque no sea tan peligroso como en la playa, es evitar la exposición excesiva al sol.

– Para contrarrestar el efecto del sol sobre los pequeños y en general sobre todos es recomendable beber frecuentemente para evitar golpes de calor. Además debemos evitar comidas abundantes antes del baño.

EN PLAYAS

– Debemos atender siempre las normas de seguridad, las banderas de la playa. Si nos encontramos en un día en el que la bandera es amarilla, debemos extremar la precaución, mientras que si es roja estará totalmente prohibido el baño.

– Se recomienda que se evite el baño en caso de sentirse cansado o con mucho frío.

– Al igual que en la piscina, debemos seguir la regla de los 20 segundos y no dejar que el pequeño se bañe solo, a menos que estemos a menos de 20 segundos de él.

– También deberemos evitar la exposición continuada al sol en las horas de la tarde que pueden ser más perjudiciales.

– De la misma forma que cuando pasamos una jornada en la piscina, se recomienda igualmente beber frecuentemente para los golpes de calor y evita comidas abundantes antes del baño.

– Identifica y señaliza los lugares peligrosos y evita que los pequeños se bañen en ellos.

RECOMENDACIONES GENERALES

Por último, estas son unas recomendaciones generales a tener en cuenta:

– Mejora las habilidades de seguridad y natación. Se aconseja enseñarles a nadar desde muy pequeños.

– Si los niños no saben nadar, deben llevar siempre algún sistema de flotación que impida que se hundan.

– Supervisa las zonas de baño y no pierdas de vista a los más pequeños.

– Debemos evitar los cambios bruscos de temperatura entre los más pequeños, sobre todo después de comer.

– Llama a emergencias en caso de ser necesario.

– Y recuerda, ante todo mantén la calma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies