Escribe los términos y pulsa intro

  Esta actividad ya ha finalizado

Elena Peñalver: “Don’t Stop Me tiene como objetivo difundir la aceptación de la diversidad funcional”

Don't Stop Me Málaga

Una entrevista de Alba Molina.

Hace un año y medio que nació Don’t Stop Me de manos de Eva Naranjo y Elena Peñalver, dos ingenieras técnicas en diseño industrial que quisieron poner sus conocimientos al servicio de un fin social. El proyecto consiste en el diseño, creación y distribución de productos para las personas con diversidad funcional. Desde ropa, que intenta asemejarse lo máximo posible a la convencional con diseños llamativos y a la moda, hasta ayudas técnicas que los mismos usuarios reclaman a este mercado.
La empresa malagueña ha recibido este año la Convocatoria Emprendimiento Social de la obra social de La Caixa. Don’t Stop Me fue escogida entre más de 300 proyectos de toda España, quedando entre los 20 primeros que recibieron el premio.
El equipo de La Diversiva se ha reunido con Elena para saber más acerca de este novedoso proyecto.

¿En qué consiste Don’t Stop Me?

ELENA: La misión de esta empresa es dignificar la vida de los usuarios. Tenemos dos líneas de negocio. Una son ayudas técnicas, en la que hacemos productos que ayudan a estas personas a desarrollar tareas cotidianas que para nosotros son muy fáciles o muy obvias pero que ellos de otra manera no podrían. Hablamos de andadores, triciclos, muletas. Ahora estamos desarrollando el primer triciclo que saldrá al mercado que podrá ser dirigido de forma autónoma por altos afectados; el testador tiene un 98% de discapacidad reconocida. Lo que hay, a día de hoy, es para gente que tiene una afectación motórica de la parte superior o de la parte inferior o para que lo lleven, pero para que lo puedan dirigir ellos de forma autónoma con una discapacidad tan alta no existe nada. Esta es una importante línea de trabajo, pero como son proyectos de investigación y desarrollo muy largos, tenemos otra línea de ropa adaptada.
Vimos que también hacía falta porque lo que hay en el mercado, tanto ayudas técnicas como de ropa, es muy caro y estéticamente está poco trabajado. No hay ropa estéticamente atractiva, todo es muy funcional, chándal anchos, baberos blancos para la secreción salivar… Entonces el objetivo de esta línea es que la ropa sea estéticamente igual a la de cualquier persona pero que tenga precios asequibles y cubra necesidades específicas. Vestir más fácil a personas con especificidad muscular. Tenemos unos picos que son absorbentes para el exceso de secreción salivar, pantalones para poner y quitar los dafon, que son una prótesis que muchas veces las llevan en los pies. Vamos a hacer neoprenos fáciles de poner y bañadores de incontinencia también…
¿Por qué el concepto diversidad funcional?
ELENA: Se usa ese concepto para explicar que nadie tiene más capacidades que otro sino que todos somos distintos y cada uno con sus características.
¿Por qué ese nombre?
ELENA: Porque nosotras queríamos eliminar el concepto que hay muy inculcado en la sociedad de ver la movilidad reducida como “pena, desgracia…”. Entonces queríamos transmitir que la vida de estas personas puede tener el mismo sentido que la de cualquier otra y conseguir una imagen de positivismo y de vitalidad. De ahí viene el eslogan de Don’t Stop Me que en español sería “No me pares”.
¿Cuándo fue el momento en que os surgió esta idea?
ELENA: La idea del proyecto surgió porque yo tengo un familiar cercano con parálisis cerebral. Soy ingeniera y diseñadora industrial y conocía a mucha gente de ese entorno, con familiares con ese tipo de trastornos y cuando se enteraban de que yo era diseñadora industrial muchos venían y me decían: “Oye pues hace falta en el mercado un asiento para que se sienten los niños en el suelo para jugar que no existe…”, por ejemplo. Entre esas peticiones y las carencias que yo veía que ya existían, además de que es un tema que me ha gustado siempre, hablando con mi compañera, Eva, lo propusimos y la fundamos. Ya que habíamos trabajado antes juntas, porque yo tenía la agencia de publicidad y ella tenía un estudio de diseño, además de que su madre es directora de dos escuelas infantiles que tienen plaza siempre para niños con diversidad funcional, por lo que ella había estado siempre en contacto con este tema.
Entonces has dicho que estudiaste ingeniería y tu compañera también, cuando estabas estudiando ¿ya tenías en mente hacer un proyecto así?
ELENA: Cuando estaba estudiando no tenía en mente fundar esta empresa, pero sí que la temática siempre era la misma. Los trabajos de la Universidad, de los que podía escoger el tema, eran sobre esto siempre, la accesibilidad.
¿Qué precios rondan vuestros productos?
ELENA: Pues por ejemplo el pack de picos que e vende de dos en dos son 19 euros. Bodys de interior de los 13 a los 18 euros. Los pantalones aún no tenemos el precio final pero será alrededor de los 50 y las camisetas unos 16 euros. Y más o menos por ahí van los precios. Para lo que hay en el mercado de este sector es bastante económico.
¿Y las tallas?
ELENA: Antes estábamos especializados desde la 4 a la 18 pero ya estamos empezando a trabajar con tallas de adultos.
¿Dónde se pueden comprar los productos, aparte de en vuestra web?
ELENA: Se pueden encontrar en el Centro Amappace, aquí en Málaga. Es el único punto de venta físico de la provincia. En asociaciones relacionadas con la movilidad reducida, parálisis cerebral, espina bífida, síndrome de rett y en ortopedias estamos negociando para empezar a vender.
¿Dónde se hacen las prendas?
ELENA: En Andalucía. Todo está confeccionado en Andalucía y la materia prima es toda española. Trabajamos en talleres con mujeres en riesgo o en situación de exclusión social.
¿Le veis futuro al proyecto?
ELENA: Hombre si no se lo veo yo… Sí, es un proyecto que sabemos que va a crecer lento, sabemos que no es para hacerse millonario pero sí.
¿Cuál consideras que es el producto estrella?
ELENA: Los picos absorbentes sin duda.
Aparte de la ropa, ¿qué otras cosas hacéis?
ELENA: Tenemos la línea de ayudas técnicas que la premisa es también mejorar los precios que hay en el mercado y sacar otros productos para necesidades que hay sin cubrir, por ejemplo el triciclo. Y ahora mismo estamos en esas líneas de investigación, que las adjudicamos muchas veces como trabajos de fin de grado, con la escuela politécnica, estamos registrando la primera patente con ellos y la Universidad de Málaga que va a ser una muleta, con unas características innovadoras, aún no podemos decir cuáles. Un triciclo adaptado para altas discapacidades y una capota universal de carro para la lluvia.
¿Cuál es el pedido que habéis enviado más lejos?
ELENA: Barcelona, por ahora. Fuera de España todavía no. Aunque ahora estamos colaborando con una empresa que se llama Omnia Fora, para que empiecen a internacionalizar el producto.
¿Qué premios habéis recibido?
ELENA: En 2015 recibimos la Spin Off de la Cátedra de Innovación Social del Ayuntamiento de Málaga y en el 2016 nos han dado la Convocatoria Emprendimiento Social de la obra social de La Caixa. Fueron 20 proyectos elegidos de toda España relacionados con la economía social.
¿Han contactado con vosotras alguna empresa?
ELENA: Sí, contactaron con nosotras para que en febrero hagamos una pasarela de moda para discapacidad en Granada en el Parque de las Ciencias. Ortopedias también han contactado con nosotras porque querían colaborar.
¿Cómo puede la gente ayudar en este proyecto?
ELENA: Nosotras pedimos ideas, es decir, las familias que conozcan de primera mano estos casos que nos den sugerencias de lo que necesitan día a día. Para eso tenemos un buzón de sugerencias en la página web, y tenemos los correos y los teléfonos disponibles en la web para que nos llame quien quiera.
¿Quieres añadir algo más?
ELENA: Decir también que el objetivo de la empresa, aparte de vender, es difundir la aceptación de la diversidad funcional. Vivimos en una sociedad en la que se ve como normal al que es perfecto y todo este tipo de personas que tienen diversidad funcional están como apartadas. Nosotras buscamos modelos, no tienen que pasar por ningún casting, mientras salgan dignos en las fotos tiene cabida todo el mundo y queremos modelos reales.
 
Web: Don’t Stop Me
Teléfono : 655 94 78 83 / 600 31 70 47
Correo: info@ayudastecnicasdsm.com
Oficina:  Edificio Green Ray, Boulevard Louis Pasteur, n47, oficina 129. Ampliación de Teatinos. Málaga.

Lee el reportaje sobre las ayudas técnicas y ropa adaptada de Don’t Stop Me
:

Ayudas técnicas y ropa adaptada para mejorar la vida de las personas con movilidad reducida de la mano de Don't Stop Me

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies