Escribe los términos y pulsa intro

La clase

Artículo La Clase de Maribel Becerra

“Pasamos el primer año de la vida de un niño enseñándole a caminar y a hablar, y el resto de su vida a guardar silencio y sentarse. Algo no funciona bien.”
Neil Degrasse Tyson

Ahora que se acerca el final del primer trimestre, toca hacer balance de lo que llevamos de curso y he de decir que, éste, está siendo un poco dificultoso.
Como os habréis imaginado soy maestra, en concreto, especialista de Educación Física de Primaria, y este año he visto cosas que no había visto nunca. Mi abuela siempre me decía “Maribel, hija, a ti siempre te pasa algo… Cuéntame qué te ha ocurrido hoy”. Menos mal que esto no tendré que contárselo porque alucinaría: niños de seis años sin límite alguno, que desconocen el significado de la palabra “no”, incluso hay algunos que ni siquiera con un alarido consigo captar su atención, ¿por qué? Es un tema delicado pero creo que escuela y familia vamos por diferentes caminos y eso no es bueno ni para ellos, ni para nosotros.
Fruto de esta preocupación me ha dado por investigar en diferentes medios y he encontrado algunos recursos: mirad este vídeo, se trata de un profe de Educación Especial, Chris Ulmer, que a través del cariño intenta aumentar la autoestima de su alumnado y mejorar sus hábitos.

Llevo dos semanas trabajando de esta forma: intento felicitar a aquellos niños que hacen algo bien y buscar algo positivo de “mi pandilla”, pero a día de hoy aún no he obtenido muchos resultados. Por otra parte, se educa con recompensas y castigos, por lo que me planteo que todo comportamiento tiene una consecuencia; es decir, si hacen algo que está mal, debe corresponderles un castigo que debe ser inmediato, adecuado y en caso de haberles amenazado con algo, debe cumplirse. Hay que mantenerlo.
Una de dos, o este curso está siendo diferente o me estoy planteando muchas cosas, que por cierto, no creo que sea nada malo, al contrario.
Buscando y buscando, me encontré con este enlace sobre cómo comenzar mis clases. Y en ello estoy… 10 trucos para enamorar a tus alumnos.
La verdad es que la Escuela se ha convertido en un cajón de sastre que tiene que arreglar determinados problemas de la sociedad actual, incluso convertirse, en muchas ocasiones, en la familia de su alumnado.
Estas técnicas las estoy intentando usar también en mi casa, os invito a que también lo hagáis, ya me contaréis los resultados.
Y para terminar, os dejo algo más dulce. Una de las recetas de mi abuela, no podía ser de otra forma: Torta de aceite, ¡me encanta!
Ingredientes:
– 1 vaso de aceite de oliva (yo utilizo una jarra de loza).
– Matalahuga o anís en grano (dos cucharadas soperas y media).
– 1 medida del vaso o jarra de leche.
– Media medida de azúcar y dos cucharadas de miel.
– Frutos secos: almendras, pasas, piñones, nueces, los que tengáis.
– Un poquitín de ron o vino dulce o anís (como una cucharada sopera).
– Canela (una cucharada).
– 1 medida de harina de repostería y otra medida de harina integral.
– Un sobre de levadura en polvo.
– Ajonjolí (sésamo) para cubrir, azúcar, almendras (laminadas y enteras) y piñones.
Elaboración:
Calentamos el aceite con la matalahuga, no puede hervir: suelo ponerla en la «vitro» al 5, 12 minutos. Tenemos que esperar a que se enfríe: no se puede hacer caliente.
Cuando vayáis a empezar precalentad el horno a 200 grados, para que os cunda más a la hora de hacerlo y no perdáis mucho tiempo.
Una vez fría, vais mezclando todos los ingredientes por el orden que os he ido poniendo y con la ayuda de una cuchara o un tenedor: el aceite con la matalahuga, la leche, el azúcar, la miel, los frutos secos (un poco de cada o los que tengáis en casa, le pegan todos), el ron (o lo que tengáis más a mano, pero sin pasarse), la canela y las harinas con la levadura.
A continuación esa mezcla la ponemos en un envase que tengamos apto para el horno y en el que previamente hayamos echado un poco de aceite para que no se pegue. Echamos por toda la superficie de nuestra torta sésamo para cubrirla (como dos cucharadas) y hacemos unos caminitos de azúcar. Sobre estos caminos podemos poner almendras laminadas, enteras y algunos piñones.
¡Ya está lista! La introducimos en el horno y bajamos la temperatura a horno medio (175 grados). Suele tardar alrededor de media hora. Cuando lleva 25 minutos, la pincho y veo cómo sale el palito: si tiene masa, la dejo un poco más, si sale limpio, apago el horno y la dejo dos minutillos con el calor del horno apagado.
Es muy fácil y es una de mis recetas preferidas. ¡Espero que os guste!
Torta de aceite
¿Os animáis? Es una receta para hacer con vuestros niños y disfrutar de una tarde diferente.
Y para que amenicéis la merienda, os recomiendo una película muy interesante que da nombre a esta sección: La clase.
Película La Clase
Volveremos a vernos por aquí. Mientras tanto ¡que os vaya bonito!
Maribel B.
@_MaribelBP

Descubre otros artículos de colaboración en la sección de Maribel B. en La Diversiva

Descubre otros consejos y artículos interesantes sobre la formación de nuestros peques en el blog de Educación de La Diversiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies