Escribe los términos y pulsa intro

Entre maestros

Película Entre Maestros

 

Viñeta de Felipe y Mafalda

Pincha para ampliar

Hace un par de semanas una mamá de la clase de mi hija mayor me mostró esta carta. Me quedé alucinada, me gustó tanto que le pregunté dónde la había encontrado y le pedí permiso para copiarla. Os dejo la carta íntegra:

La carta de un profesor de Primaria a sus alumnos

Pincha para ampliar

Aquí tenéis su comentario en un periódico: La carta de un profesor de Primaria a sus alumnos.
¿Cómo debieron sentirse esos alumnos al recibirlas? ¿ Y sus padres? Me parece perfecta: por un lado está la sorpresa de sentirse especiales al recibir una carta, ese momento mágico que casi ha quedado en el olvido de sentirte único; encima era de su maestro y le animaba para lo que cada uno podía lograr de forma individual, con sus compañeros, gracias a su esfuerzo y encima iba a ser un trimestre divertido, ¿se le puede pedir algo más? Me parece que no. ¡ Enhorabuena, me parece maravilloso!
Igual no os parece tan extraordinaria, a mí me parece digna de elogio y de utilización. He llegado al convencimiento que hay niños que necesitan de ese pequeño empujón para seguir. Las mochilas de mis alumnos vienen cargadas de muchas cosas: sus libros, libretas, pensamientos, ilusiones, amistades, pequeñas travesuras, alguna que otra cosa extraña, problemas de casa, rupturas, de malos hábitos, de dejadez… Y este curso he decidido cada vez que cojo sus libretas ponerles un mensaje; no se trata de calificar solamente, sino de hacerle un pequeño reconocimiento a lo que ha realizado, teniendo en cuenta su bagaje, su esfuerzo y sobre todo, orientado hacia lo que creo que pueden aspirar. Esto que puede parecer un experimento surgió como consecuencia de una escasa motivación para realizar los ejercicios de clase.
Os dejo este artículo de cuán importante son este tipo de mensajes, la motivación y sobre todo que lo que están estudiando o haciendo tiene una finalidad: Desarrollar la motivación.
No soy de poner muchos deberes, depende de la actividad, el tema y los objetivos que nos marcamos; pero si llevan algo a casa es porque no les ha dado tiempo a terminar o bien porque deben estudiar.
Este lunes estando en una tutoría, vino a buscarnos una mamá para preguntarnos qué podía hacer porque su hijo tenía siempre muchos deberes. La verdad es que las tres maestras que estábamos allí le dijimos lo mismo: «siempre dejamos tiempo para hacer los ejercicios en clase, sólo lleva lo que no ha terminado». Y creedme cuando os digo que les damos tiempo, pero hay niños que se entretienen con una mosca que pasa o que no tiene la capacidad de concentración necesaria para realizar la tarea. Por cierto, también es entrenable.
Los deberes siguen siendo un lastre familiar. Los niños no saben sentarse solos a trabajar, en muchos casos, tampoco saben estudiar o les aburre, desconocen cómo extraer las ideas principales, resumir, hacer esquemas y necesitan que les ayuden, porque o no saben hacerlo o porque es más cómodo. Es cierto que el aprendizaje necesita la repetición, la mecanización y el refuerzo. Aquí hemos pasado por todos los extremos: muchos deberes o incluso llegar a prohibirlos. He estado en tutorías donde la maestra dijo que ella solía ponerlos, pero que si había algún padre en contra, a su niño no le pondría. Los deberes son un problema en muchos casos por falta de autonomía y en otros porque son una exageración que sólo pretende su realización sin buscar despertar el interés, la interrogación o ni siquiera su capacidad de análisis. En Europa va según el país, en Francia por ejemplo, están prohibidos. Os dejo este artículo con esta otra versión : ¿Contribuyen los deberes al fracaso escolar?
Interesante, ¿verdad? Como en todo, creo que cada maestro decide lo que mejor le viene a su clase, a su grupo; y creedme cuando os digo que hay deberes de todo tipo: de búsqueda, de análisis, de motivación, de refuerzo, de profundización… Éste es uno de los temas que se trata en la película que da nombre al artículo: es un profesor que da sus clases de una forma particular. En su aula genera el interés, la resolución de problemas, la distribución de diferentes papeles y la visión del profesor es de mutuo aprendizaje; su metodología se basa fundamentalmente en el cariño, el respeto y en suscitar el interés («empoderamiento»). Yo estoy terminando el libro ahora, ¡interesante!
Respecto a los deberes y lo que le conviene a cada grupo, hay una corriente pedagógica innovadora que alterna la tarea, seguro que ya la conoceréis: «flipped clasroom». Vendría a ser como invertir la clase; es decir, en casa se visualizaría la parte teórica o el contenido de lo que habitualmente realizamos en el aula, y en clase se realizarían las actividades.
Al final escogemos (o deberíamos) lo que pensamos que nos va a servir para sacar lo mejor de nuestros alumnos, llegando, incluso, a realizar diferentes deberes según su necesidad. Y a este respecto, me gustaría que viérais este vídeo («Todo niño necesita un campeón «, de Rita Pierson, @RitaPierson2), me parece muy interesante:

La receta: esta semana os pongo mis deberes. En cada época del año hay una na fruta típica que merece la pena conservar, así que en mi casa hacemos mermeladas. Hoy os dejo la mermelada de fresas:
Ingredientes:
– la cantidad que queráis hacer de fresas y la misma de azúcar (en mi caso le echo como 200 gramos menos de azúcar, me sale más líquida, pero sabe más a fruta).
– 1 limón sin corteza ni partes blancas, deberemos quitarle también los huesos que tenga.
Elaboración:

Mermelada de fresas

Pincha para ampliar

Lavar las fresas, quitándole el pedúnculo (parte verde) y se trocean junto con el limón (algunas personas sólo le echan el zumo). A continuación se colocan en un cacillo a calentar (fuego lento) junto con el azúcar. Mover de forma continuada hasta que se haga una crema homogénea y las fresas se vayan deshaciendo. Cuidado con el calor, no debe pegarse. Preparé un kilo y cuarto de fresas y tardó aproximadamente una hora. Una vez terminada, la trituramos para posteriormente echarla en los recipientes (recuerda que deben ser de cristal y deben estar lavado/esterilizado) y dejarla enfriar. Si queréis podéis hacer un cierre al vacío, todo depende de la cantidad que hayáis hecho: al baño María durante media hora.
Os dejo esta otra opción por si queréis hacerla si tenéis thermomix.
Hoy volvemos a concluir con un vídeo:

La primera vez que lo vi, me sobrecogió un poco. La verdad es que en muchos casos esto es una realidad cotidiana. A veces los maestros creemos que por mandar más deberes somos mejores o nuestras clases están a un nivel más alto; pero ¡cuidado!, no nos equivoquemos: nuestros contenidos, nuestra forma de dar las clases, cómo llegamos a nuestros alumnado y lo que logramos de ellos, es nuestro objetivo y nuestra acreditación. Como dice Rita Pierson, «todo niño necesita un campeón» y estamos obligados a buscarlo. ¿Qué usaremos para ello? Cariño, ilusión, magia, motivación, cartas, mensajes, ¿y los deberes? Dependerá de cada maestro; personalmente no creo que haya que mandar veinticinco problemas de Matemáticas para casa, diez ejercicios de Lengua y seis de Sociales… y todo «para mañana». Ya hablábamos de la conciliación familiar hace un par de semanas y a veces, con los deberes sólo logramos meter más presión en las casas; además no todos tienen la misma oportunidad de ayuda ni de colaboración. Tenemos que enseñar a usar el tiempo, a planificarlo y la autonomía en la realización de la tarea; los deberes son necesarios siempre y cuando tengan un objetivo y una finalidad, pero cuidado «todo en su justa medida»: en la enseñanza no todo es conocimiento.
Que os vaya bonito

Maribel B.
@_MaribelBP

Descubre otros artículos de colaboración en la sección de Maribel B. en La Diversiva

Descubre otros consejos y artículos interesantes sobre la formación de nuestros peques en el blog de Educación de La Diversiva.

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies