adios pañal 770

Adiós al pañal

…Y sí, ese momento llegó, mi hijo de casi 3 años me dijo hace poco que ya no quería ponerse más el pañal y que desde ese momento usaría el wc, “porque él ya era un niño mayor”. Así…de la noche a la mañana, como el día que se animó a dar sus primeros pasos solito, cuando consideró que ya estaba listo para ello. Y es que es verdad, lo he podido comprobar. El control de esfínteres llega cuando la criatura tiene la madurez fisiológica y del sistema nervioso adecuada para ello, ni antes ni después. Y no tiene nada que ver con la inteligencia del niño o niña en cuestión, como algunos erróneamente creen. Cada criatura tiene su propio ritmo de maduración y desarrollo y como padres y madres debemos acompañarles en este proceso, en este hito de hacerse un poquito más mayor y de adquirir autonomía.

Tengo que reconocer que desde la primavera pasada he sentido una especie de “presión social” con el tema de la “operación pañal”, con frases como “ya tiene edad”, “ya toca”, “aprovecha ahora que llega el verano”, o “mira que en septiembre empieza el cole y ya deberá tener el pañal quitado…”. Tanto fue así que una tarde del mes de abril me envalentoné y probé a quitárselo. Lo animé a ir al wc, lo estimulé, inventé juegos para ello… Todavía recuerdo las siete veces en tres horas que tuve que cambiarle de ropa, además de pasar la fregona otras tantas por el suelo. Era evidente que no estaba preparado. Se lo hacía encima y ni siquiera era consciente, no se daba cuenta. Ahí lo vi claro, así que decidí relajarme y hacer oídos sordos a los opinólogos (que ya sabemos también que en esto de criar a un hijo los hay de todos los colores). Mi hijo dejaría el pañal cuando estuviera listo y yo lo acompañaría en ese proceso. Tenía que confiar en él.
De mi experiencia personal he sacado varios aprendizajes:

– Noto que hay una tendencia como padres y madres a estimular continuamente el aprendizaje de nuevas habilidades en nuestros hijos e hijas. Y eso, en mi opinión, es necesario, está bien. Pero no debemos olvidar la perspectiva de que el niño debe tener el grado de maduración necesario para ello. Si no, de poco servirá y además, le puede causar frustración y desmotivación en el propio proceso de aprendizaje. Por tanto, llegado el momento, toda nuestra tarea debe centrarse en acompañarles en el camino, de forma tranquila y lúdica: ir con ellos a comprar un orinal de su tamaño para que se vayan familiarizando con él (muchos tienen auténtico pánico a ese objeto extraño con un agujero enorme llamado wc), enseñarles cómo funciona la cisterna, “despedirse” del pipí y de la caca cada vez que lo hagan…En la Red hay numerosos recursos en forma de canciones, dibujos animados y cuentos sobre el control de esfínteres que podéis enseñarles a vuestros hijos. Os dejo un enlace muy interesante con un “Listado de 20 cuentos para dejar el pañal”.

– ¿Cómo saber cuándo ha llegado el momento? Debemos estar atentos a sus señales. Por ejemplo, empieza a mostrar interés por el wc, trata de imitarte cuando tú lo usas, te dice cuándo se ha hecho pis o caca en el pañal, se resiste al uso del mismo…

– Armarse de buenas dosis de paciencia, comprensión, respeto y empatía. Repetirnos como un mantra la idea de que no lo hacen intencionadamente, simplemente es que no saben controlarlo aún.

– ¿Qué actitudes debemos evitar durante el proceso? Compararles con otros niños y niñas, regañarles o ridiculizarles cuando se lo hagan encima. Evitar frases como “has vuelto a ser bebé”, “eso está mal, ¿por qué no lo has pedido?”. Intentemos expresar mensajes de forma más positiva y tranquilizadora, del tipo “Tranquilo/a, no pasa nada. Ha sido un escape. Voy a cambiarte para que te sientas mejor, de acuerdo?”.
Lo dicho. Lo más importante en todo este proceso es tener paciencia, celebrar y felicitar los pequeños avances y jamás reñirles o ridiculizarles por los escapes que sin duda se producirán, sobre todo al principio. ¡Ánimo!

 

Mercedes Cordero (Educando en Red)
www.educandoenred.net
info@educandoenred.net

Consulta el blog de Educando en Red donde encontrarás otro contenido de mucha utilidad que te puede interesar

Ilustración: agendamenuda.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *